El embajador de China en la Argentina, Yang Wanming, confirmó hoy que el swap de monedas con esa potencia asiática ya está agotado, por lo que el gobierno buscará renovarlo en Perú para evitar un descenso mayor en el nivel de reservas, ante el inminente pago del Boden 2015.

“Suscribimos el año pasado un acuerdo de ´swap´ que estuvo muy bien usado, ahora casi ya se ha usado en su totalidad y la parte argentina tiene deseos de ampliar este acuerdo”, indicó Yang en un contacto con Noticias Argentinas en el marco de la celebración del 66° aniversario de la fundación de la República Popular China realizado en un hotel de la zona de Retiro.

En el 2014, el ex presidente del Banco Central Juan Carlos Fábrega había cerrado un canje de monedas con la potencia asiática por U$S11 mil millones, por medio de la cual la Argentina recibiría yuanes a cambio de pesos. El “swap” le permitió a la autoridad monetaria mantener un nivel de reservas estable, pese a que hace varios meses que la venta de dólares viene siendo cada vez más fuerte, sobre todo en las últimas semanas.

El problema es que esos U$S11 mil millones ya estarían agotados, tal como reveló ayer La Nación. Por eso el actual titular del BCRA viajará a Perú a comienzos de octubre para reunirse con autoridades chinas, en el marco de Reuniones Anuales de las Juntas de Gobernadores del Grupo del Banco Mundial (BM) y del Fondo Monetario Internacional (FMI), que se desarrollarán allí entre el 5 y el 12 de octubre próximos.

El embajador también reveló que los presidentes Cristina Kirchner y Xi Jinping trataron el tema al reunirse en Nueva York en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas realizada ayer.

El diplomático dijo que la parte china “otorga mucha importancia a la cooperación financiera con Argentina y ahora (el pedido) está en un proceso de estudio”, pero sostuvo que “personalmente” espera que “pueda tener una acuerdo en el futuro”.

El diplomático añadió que “ambas partes mantienen una comunicación fluida” y reveló que en el encuentro que ambos mandatarios mantuvieron en Nueva York también trataron la “cooperación financiera bilateral”. “Muy pronto el presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, viajará a Lima, porque ya está confirmada una reunión con autoridades del Banco Central de China allí para poder avanzar en este acuerdo”, destacó.

Como explicó LPO, a principios de octubre el gobierno deberá afrontar dos vencimientos de deuda muy importantes el mismo día, que comprometerán el nivel de reservas del BCRA. Se trata del pago del Boden 2015 por unos U$S6000 millones y el bono provincial BP 15 que debe hacer Daniel Scioli por unos U$S675 millones.

Lo cierto es que el swap con China ya equivale a alrededor de un tercio de las reservas totales. Si se resta esa partida, el stock de divisas se ubica en poco más U$S21 mil millones. A eso habría que restarle U$S7700 millones de encajes, más de U$S2000 millones de pagos retenidas por el juez Thomas Griesa.

Así, las reservas “netas” se ubicarían en unos U$S13 mil millones, que, tras los pagos de octubre, se reducirían hasta unos U$S10 mil millones como máximo, si se tiene en cuenta que parte de esos billetes verdes quedarán dentro del sistema, porque los tiene el propio estado por medio de la Anses y el BCRA.

De todas formas, hasta diciembre el gobierno deberá desembolsar otros vencimientos y vender dólares para turismo y ahorro, con lo que el próximo presidente podría recibir reservas “netas” por un número bastante menor, que, para colmo, se evaporaría si se quiere cancelar la deuda con los importadores, estimada en unos U$S8000 millones.

Ante ese panorama, el ministro de Economía Axel Kicillof habló de lanzar un canje voluntario del Boden, que permitiría patear parte del vencimiento para dentro de unos años.

Fuente: La Politica Online