Por primera vez desde que regresó a Boca Carlos Tevez perdió el paraguas que lo cobijaba de las críticas. El Superclásico de Mar del Plata fue el puntapié por su bajo rendimiento pero también porque cometió, de manera infantil, el penal que le permitió a River ganar el partido y el de anoche en Mendoza hizo explotar el debate a viva voz.

Falto de ritmo y de explosión, ausente también de picardía y de timing para convertir acaso la más clara del primer tiempo hasta el palo de Ignacio Fernández, el Apache fue tema principal en Twitter una vez que finalizó el encuentro que otra vez favoreció a los de Marcelo Gallardo.

“No me siento bien, físicamente no me siento en mi mejor condición”, reconoció el ex Juventus al término del partido y luego añadió: “El primer tiempo ya me sentía cansado pero esperemos que cuando arranque el campeonato ya esté un poco mejor porque esta semana estuve dos o tres días sin entrenar”.

El delantero reconoció que “perder con River siempre duele”, pero hizo trascender algo de lo que habló con el resto del plantel en el vestuario: “Por suerte ya pasó el verano ara nosotros. Se sufre un poco más pero mejor que nos pase ahora, como le digo a los chicos, y no que nos pase en una Libertadores o en una definición del campeonato. Es importante que entendamos que en este momento estamos cometiendo errores y los pagamos caros, hay que tratar de no hacerlo”.

Tevez volvió luego sobre su estado físico y lanzó: “Uno cuando no se siente bien está limitado cuando arranca, cuando para la pelota, eso se nota muchísimo. No son excusas, uno está enojado con uno mismo porque no se puede poner bien a punto pero el sábado hay que comenzar a decir presente y empezar a ganar”.