El titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (APREVIDE), Juan Manuel
Lugones, confió hoy que está “un poco más lejos” el regreso de “los visitantes” a los estadios argentinos después de la escandalosa pelea en el clásico platense que se jugó el domingo en Mar del Plata.

Según Lugones, la pelea entre los jugadores de Gimnasia y Estudiantes demostró que todavía no están dadas las condiciones para que pueda volver el público visitante. “Estamos lejos de que eso ocurra”, expresó en una entrevista con TyC Sports.

El titular del organismo bonaerense aseguró que desde el Gobierno tienen “la vocación” de que vuelvan los hinchas visitantes, “pero se requiere del esfuerzo de todos los sectores”. Adelantó que van a ayudar a todos los clubes que les piden colaboración pero aseguró que van a ser duros “con los que son complacientes con los barras”.

Sobre la escandalosa pelea en el clásico platense y la sanción que impuso APREVIDE a diez jugadores de Gimnasia y 2 de Estudiantes, Lugones remarcó que el organismo tiene “la potestad, la facultad y el deber de aplicar la ley”.

El funcionario explicó que la decisión se apoyó en la Ley de Deporte 11.929 de la provincia de Buenos Aires, y basándose en el artículo 14 se aplicó la prohibición de concurrencia a los estadios
por dos fechas a 12 jugadores, más tres colaboradores de ambos equipos.

“Debemos garantizar que no haya violencia ni dentro ni fuera de la cancha. No existe justificación alguna para defender a cuatro jugadores pegándole a uno que está en el piso. No somos partidarios, somos el Estado y debemos aplicar la ley”, sostuvo.