La condena para los jugadores de Estudiantes y Gimnasia luego de la caótica batalla campal llegó desde todos los frentes. Los organismos oficiales sentenciaron sus penas, al mismo tiempo que actuó la condena social. Los clubes, sin embargo, no se quedaron atrás ya que optaron por impartir su propio formato de justicia.

Mientras en el Lobo optaron por enviar a los jugadores al psicólogo, al mismo tiempo que deberán aportar dinero al hospital de niños, los directivos del Pincha decidieron que sus jugadores realicen diferentes actividades comunitarias.

Los futbolistas del León aparecieron hoy en el histórico Club Atlético Estrella de Berisso (ubicado en la Calle 8 y Asunción) para dialogar con los jóvenes que se están formando como futbolistas y sueñan algún día ocupar el sitio que hoy son propiedad de los hombres de Estudiantes.

Israel Damonte y Mariano Andújar, dos de los principales protagonistas de la trifulca, encabezaron una delegación que también contó con Lucas Viatri, Augusto Solari, Leandro Desábato, Facundo Sánchez, Leonardo Gil, Jonathan Schunke, Gastón Fernández y Santiago Ascacibar.