Tras la agónica victoria conseguida ante Sarmiento, San Lorenzo se presentó en Bahía Blanca para enfrentar a Olimpo, un equipo que llegó a la tercera fecha sin sumar unidades debido a las caídas sufridas ante Aldosivi y Vélez.

La polémica de la tarde llegó temprano, tras un error defensivo del Cuervo. Una pase sin fuerza de Paulo Díaz hacia Sebastián Torrico le dio la chance a Walter Acuña de festejar el 1 a 0, pero la mano que observó Néstor Pitana mantuvo con vida a la visita, dado que el misionero anuló el tanto por la infracción del delantero. Los reclamos sureños no surgieron efecto en el árbitro internacional y la paridad se mantuvo bajo la intensa lluvia.

Los de Pablo Guede respondieron con la calidad de Fernando Belluschi. El ex Newell’s se encargó de generar las ocasiones de peligro más claras, y en uno de sus centros encontró la cabeza de Nicolás Blandi para que el ex Boca saque la primera diferencia. El Cuervo seguía demostrando su alto vuelo.

De todos modos, la persistente tarea de Jacobo Mansilla y Jean Barrientos mantuvieron en jaque a la vulnerable defensa blaugrana. Sólo por la extraordinaria labor del ex arquero de Godoy Cruz y Emmanuel Mas el marcador se mantuvo favorable para los de Boedo.

En el amanecer del complemento la velocidad de Ezequiel Cerutti derivó en el 2 a 0. El ex Estudiantes construyó paredes, encaró por el centro y probó de media distancia. El travesaño devolvió el remate del atacante y Nicolás Blandi se aprovechó de la ubicación de Nereo Champagne para celebrar una nueva conquista. El espectáculo terminó temprano en el Roberto Natalio Carminatti.

Fue el tercer triunfo consecutivo para San Lorenzo, si se tiene en consideración la final de la Supercopa Argentina frente a Boca. Con sus 7 puntos, el Ciclón llegó a la cima de la Zona 1 del campeonato, aunque debe esperar los compromisos de Colón y Rosario Central, que tienen el puntaje ideal. En cambio, el Aurinegro sigue sin sumar y su promedio continúa preocupando al cuerpo técnico que fue tentado para reemplazar a Lucas Bernardi en Newell’s. Los de Guede volvieron a tener una muestra de carácter para pelear en todos los frentes.