Mauricio Macri tensó aún más su relación el animador televisivo Marcelo Tinelli, que lo ataca abiertamente por Twitter, y le presentará un rival en las elecciones de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

Desde hace meses se especulaba con que el Jefe de Estado impulsaría la candidatura de Armando Pérez, el presidente de Belgrano de Córdoba, en contra de Tinelli y del actual titular de la AFA, Luis Segura.

Macri nunca le perdonó a Tinelli que lo haya llevado a Daniel Scioli a su programa para cerrar la campaña antes del ballotage de noviembre. Ni siquiera quiso ir al programa después del ballotage y tras una reunión en la que el conductor buscó cerrar las heridas. Rencoroso, el Presidente le mandó al Mago Sin Dientes.

El propio Pérez, un empresario amigo de Macri, confirmó hoy que está dispuesto a presentarse en los comicios de junio.

“Estoy buscando los avales, pero me voy a presentar”, aseguró Pérez al programa radial ‘Domingo a la mañana’, que se emite por Radio La Red (AM 910).

“La AFA está mal financieramente y en muchos casos tenemos problemas no resueltos. Hay muchos años de una continuidad en la forma de conducir que hoy creo que tenemos que cambiar”, sostuvo la máxima autoridad del club cordobés. “Tenemos que aunar criterios y dejar de lado la camiseta de cada club. Entender al fútbol en general”, agregó Pérez, que necesita obtener, al menos, siete avales de distintos clubes para confirmar su postulación.

Las elecciones de AFA se llevarán a cabo el próximo 29 de junio, luego de la escandalosa reunión de diciembre pasado en el predio de Ezeiza, cuando insólitamente no hubo definición respecto al nuevo presidente, tras el empate 38-38 en votos de los postulantes Segura-Tinelli, cuando solamente eran 75 los asambleístas habilitados para sufragar.

Luego de esa escandalosa elección, Macri mandó al titular de Fútbol para Todos, Fernando Marín, a dejarle claro a Tinelli y Segura que no quiere a ninguno de los dos en la AFA. Aparentemente de mal modo, el empresario pidió hacer lo que quiere el gobierno: que el próximo presidente sea el cordobés Armando Pérez, amigo de Macri. De lo contrario, podría haber intervención.

Para desgracia de Marín uno de los que lo recibió fue Hugo Moyano, acostumbrado a negociaciones mucho más virulentas. La reacción del camionero fue fuerte y el empresario aceptó callado. Le hizo saber que el Gobierno no iba a tener más injerencia en la AFA o se acababa el Fútbol para Todos, lo que sería una decisión política muy costosa para Macri.

Fuente: La Politica Online