En un apasionante partido, Rosario Central logró un agónico empate ante River en Arroyito y, de ese modo, logró extender su gran momento. El equipo de Eduardo Coudet igualó 3-3 con el de Marcelo Gallardo en el duelo correspondiente a la cuarta fecha del torneo de Primera División.

El encuentro tuvo un comienzo vibrante y, para sorpresa de los locales, fue “El Millonario” el que encontró la ventaja de manera prematura. A los seis minutos, tras un córner, Lucas Alario le ganó en el salto a Marcelo Larrondo y conectó un cabezazo goleador para decretar el 1-0. Fue el primer gol que le convirtieron al equipo de Eduardo Coudet en el torneo.

Pero poco le duró la alegría a los de Marcelo Gallardo que, a los 13′, volvieron a evidenciar problemas defensivos que favorecieron el empate de Central. Germán Herrera peinó un pelotazo, combinó con Larrondo y recibió nuevamente para irse hacia al área y definir al gol ante la salida de Marcelo Barovero.

Central parecía más ordenado y concreto a la hora de plasmar en el juego sus intenciones ofensivas. Sin embargo, a River parecía no incomodarle la voluntad de protagonismo del local y, sobre los 27′, se encontró con una nueva conquista. Tabaré Viudez le robó la pelota en la salida a Javier Pinola, Alario metió un excelente pase para la entrada de Rodrigo Mora, quien definió para el 2-1.

El inicio del complemento mostró a un equipo rosarino redoblando esfuerzos en busca del empate. Pero otra vez iban a ser los de Gallardo los que iban a dar el golpe para aplacar el ímpetu del rival. A los 18′, Marcelo Larrondo, en contra, le dio tranquilidad en el resultado al equipo de Núñez.

La confianza de la visita creció con el tercer tanto. River se mostró más asentado en el campo de juego y los cambios le renovaron el aire.

El tramo final del encuentro iba a ser emocionante. A los 29′, Marcelo Larrondo se redimió de su error y, de cabeza, volvió a acercar a los locales en el marcador. Inmediatamente, un bajón en la tensión obligó a parar el encuentro por varios minutos.

Una vez que se restableció la iluminación, Central se volcó en ataque, en busca de una agónica igualdad. En una polémica jugada en la que todos los locales pidieron penal, el árbitro Mauro Vigliano dejó seguir tras una falta de Casco en el área sobre Villagra.

Los de Coudet apostaron a jugar con los nervios del “Millonario” con su asedio en ataque, mientras que River se limitó a aguantar. Lo propuesto por Central iba a rendir sus frutos en el minuto 51′, cuando Marcelo Larrondo, de cabeza, dispuso el 3-3 definitivo.

Producto del empate, Central conservó su invicto en el certamen y, con diez puntos, comparte la cima del Grupo 1 con San Lorenzo. River, que no gana hace tres fechas, quedó lejos de los punteros, con cuatro unidades.