En su debut en la Copa Libertadores, San Lorenzo cayó como visitante ante la Liga de Quito por 2 a 0. No tuvo una buena noche en Ecuador y no pudo cosechar los primeros tres puntos que se disputaron en el Grupo 6.

San Lorenzo padeció el primer tiempo. Le costó acomodarse y, por momentos, se retrasó tanto en el campo de juego que le brindó demasiados espacios al equipo ecuatoriano. Le faltó dinámica y control del juego para poder parecerse a las últimas versiones que dejó a la vista en el torneo local.

Sebastián Torrico fue la figura del conjunto argentino. Tuvo varias intervenciones importantes para mantener el cero en su arco. Las dos más transcendentes fueron los remates de media distancia que les sacó a Hidalgo y Tenorio. En ambas oportunidades tuvo una reacción rápida ante una defensa que no pudo brindar seguridad.

Liga fue más claro con la pelota y presionó en la mitad de cancha, impidiendo que los volantes del Ciclón armaran juego por las bandas. Jugó rápido y abierto cada vez que tuvo la pelota, y buscó sorprender al equipo de Guede con centros cruzados que, en la mayoría de las oportunidades, no llegaron a buen puerto.

En los primeros minutos del complemento, Liga dio el golpe y logró abrir el marcador en su estadio. El argentino Diego Morales ingresó al área por el vértice izquierdo y dejó en el camino a Ortigoza y Prósperi. Se acomodó y sacó un remate que se metió en el ángulo más lejano de Torrico.

El 1 a 0 cayó como un balde de agua fría en el banco del Ciclón. Guede apostó a controlar la subida de los volantes de Liga pero el equipo ecuatoriano logró saltar el cerco armado por Ortigoza, Mussis y Prósperi, y quedó frente al arco de Torrico en reiteradas oportunidades.

A San Lorenzo le faltó peso ofensivo. Cerutti y Cauteruccio no pudieron ser referencia en el área y quedaron lejos de la línea de volantes de San Lorenzo. El equipo argentino fue un equipo partido que no logró imponer un ritmo de juego aunque intentó ser prolijo cada vez que tuvo la pelota.

Guede buscó darle mayor movilidad al equipo con el ingreso de Barrientos por Cerutti de Blandi por Blanco. Sin descuidarse en el fondo, apostó a sumar gente en el campo local y rescatar un empate en el debut de la Copa Libertadores. Pero fue imposible para San Lorenzo. Le faltó definición y contundencia para lograr la igualdad.

En el último minuto la Liga encontró el gol que cerró el encuentro y terminó con las posibilidades de San Lorenzo. Diego Morales volvió a gambetear a Caruzzo y Mas, y definió con un puntinazo ante la salida de Torrico para convertir el 2 a 0.

El Ciclón debutó con una derrota en el Grupo 6 que integra junto a Toluca y Gremio, además de la Liga de Quito. Tendrá la posibilidad de redimirse el próximo 2 de marzo en el Bajo Flores. Hasta allí llegará el Toluca para jugar la segunda fecha del grupo.