Racing cosechó un contundente triunfo ante el Bolívar en el primer partido del Grupo 3 de la Copa Libertadores. En el Cilindro de Avellaneda, le ganó 4 a 0 al conjunto boliviano y obtuvo los primeros tres puntos con un triunfo demoledor.

El conjunto de Facundo Sava tardó poco tiempo en ponerse en ventaja. A los 10′ Lisandro López abrió el marcador luego de un pase frontal de Romero. El delantero le ganó la posición a los dos centrales y, ante la salida del arquero, definió por arriba con velocidad. Rodríguez intentó despejarla en la línea pero le pifió y la pelota terminó adentro del arco visitante.

La Academia tuvo un comienzo arrasador en el Cilindro y marcó la diferencia con la intensidad de su juego y la decisión para quedarse con el triunfo de local. Roger Martínez estuvo muy activo y fue determinante para generar peligro en los últimos metros de la cancha. Movedizo y bien ubicado, el colombiano se convirtió en una constante alternativa de pase para los volantes.

A los 27′ fue Martínez el encargado de convertir el segundo gol del equipo argentino. Lo hizo después de una espectacular jugada que arrancó a pocos metros de la mitad de cancha y en la que dejó a cuatro jugadores del Bolívar en el camino. Cuando llegó frente al arquero, definió entre las piernas del arquero y concretó el 2 a 0.

El equipo dirigido por Rubén Darío Insúa no pudo hacer pie en su visita a Argentina. Estuvo impreciso y desordenado. El gol tempranero que le metió Racing rompió su estructura y lo dejó sin reacción. Es el equipo más débil del Grupo 3 y lo dejó expuesto en Avellaneda.

Racing aprovechó la debilidad de la última línea boliviana y avanzó contra el arco rival con la decisión de encontrar el tercer gol. A los 32′ encontró lo que buscaba a través de la aparición de Rodrigo De Paul. El joven que regresó a la Academia apareció por el segundo palo para empujar la pelota en soledad luego de una habilitación precisa de Lisandro López.

En el segundo tiempo, Racing aflojó la marcha y decidió evitar tanto desgaste. Tocó la pelota de un lado a otro, buscó espacios y se retrasó para darle la posibilidad al Bolívar de que avance y así liquidar el encuentro en un contraataque. Lo intentó y lo logró en el final del encuentro. A los 38′ Marcos Acuña convirtió el 4 a 0 luego de un pase de Lisandro López. Cuatro minutos después, Juan Carlos Arce logró marcó el descuento.

El equipo de Avellaneda ganó con autoridad ante un rival débil que mostró muy poco en su debut en la Copa Libertadores. El próximo rival será Boca. El 3 de marzo enfrentará al equipo de Rodolfo Arruabarrena en la Bombonera.