En el estadio Presidente Perón, el local pegó primero, extendió su seguidilla de triunfos sobre el “Xeneize” y sumó de a tres puntos por primera vez en cinco encuentro en el Torneo de Transición 2016.

Por quinta fecha de la zona 2, Racing le ganó a Boca por 1 a 0 con un de Roger Martínez y cortó una racha de cuatro partidos sin triunfos. Tras una buena jugada colectiva, el atacante colombiano recibió solo en el área chica y de taco abrió el marcador.

La “Academia” hizo su negocio. Cuando el partido todavía se estaba armando, Pillud tiró un centro pasado, Milito cabeceó para el centro y Martínez solo en el área chica definió de taco. A partir de allí, se agrupó en su campo y apostó por algún contragolpe, que nunca llegó.

Luego algunos minutos en los que dos apostaron por la tenencia pero sin profundidad y tras el gol, la visita tomó el protagonismo, controlaba la pelota, la movía de un lado a otro pero no encontraba profundidad, Tevez se sumaba a la línea de volantes para ayudar en la elaboración y así el equipo de Arruabarrena no tiene referencia ofensiva.

En el complemento los dos técnico movieron fichas. Arruabarrena notó la falta de peso en ataque y mandó a Chávez en lugar de Bentancur, la idea funcionó y el “Xeneize” fue más punzante pero sin demasiada claridad.

Un par de remate de Tevez y un mano a mano de Chávez, de un contraataque, fueron los más peligroso pero siempre apareció Nélson Ibánez para evitar la caída de su arco. Racing, mantenía su libreto: mucha marca y poco ataque, el partido se llenó de imprecisiones y faltas.

En el final, el local contó con espacios que no supo aprovechar a pesar del ingreso de Gustavo Bou. Boca apostaba al gol de la salvación, llenó el área rival de envío aéreos pero no encontró el camino y cayó otra vez ante Racing, la quinta derrota seguida.

Así, la “Academia” suma cinco unidades y el “Xeneize” quedó con siete, ambos lejos de los líderes de la zona 2. El jueves desde las 19.30 los dos equipos volverán a enfrentarse en la Bombonera por la segunda fecha de la Copa Libertadores, en este caso sin público.