En una definición emotiva, el arquero argentino fue una de las figuras en los 90 minutos y el suplementario con un par de atajadas para evitar la caída de su arco en los momentos finales pero terminó de escribir su nombre en la historia de Wembley en la definición por penales.

Con tres disparos atajados por Willy Caballero, Manchester City superó por 4 a 2 al Liverpool en los disparos desde los 12 pasos, tras igualar 1 a 1, y se consagró en la Copa de la Liga, el primer título de la temporada en Inglaterra.

En el tiempo regular el partido fue de ida y vuelta, tras una buena jugada de Sergio Agüero, Fernandinho abrió el marcador en el comienzo del segundo tiempo. En desventaja, Klopp decidió cambios y mandó a su equipo al ataque y a los 83′ Philippe Coutinho tomó una pelota picando en el área e igualó la final.

Antes del cierre, el City hizo figura al arquero Mignolet que primero tapó un remate a quema ropa de Fernando, luego evitó el gol sobre la línea ante Touré Yaya y la definición se estiró hasta el tiempo suplementario.

En el final de la primera prórroga , Agüero tuvo el gol del título en sus pies pero otra vez Mignolet con un manotazo salvador mantuvo la paridad. En la segunda parte, se hizo presente Cabellero para mantener con vida al City: Origi remató de cabeza y el arquero argentino evitó el gol con una estirada espectacular. El final fue en el área del elenco rojo con un concierto de centros que terminaron sin éxito.

En los penales, Liverpool empezó ganando luego de Can convirtiera y Fernandinho estrellará su remate en el palo. Pero ahí apareció la figura de Willy Caballero, que detuvo los siguientes tres disparos y con las conversiones de Navas, Agüero y Yaya Touré gritó campeón en el mítico estadio de Wembley. Además del portero y el delantero, los defensores Nicolás Otamendi y Pablo Zabaleta estuvieron en cancha para el elenco ciudadano.