La delegación deportiva de la Asociación de Discapacitados de Jujuy (ADIJ), integrada por 10 jugadores y el entrenador del equipo, Gustavo Lemos, visitaron las instalaciones deportivas de la Organización Barrial Tupac Amaru de la sede central en la calle Alvear 1152, donde hicieron su práctica habitual por primera vez.

El único equipo de esta disciplina que hay en la provincia, ante la dificultad de tener continuidad en el espacio que la Municipalidad les facilitaba, se acercaron a la Tupac Amaru para conocer la cancha de la organización tiene y mostrar sus actividades. Aseguraron que desean seguir trabajando en conjunto.

El secretario de la Asociación de Discapacitados de Jujuy y director técnico del equipo declaró: “Venimos trabajando con este grupo hace cuatro años pero hay jugadores que vienen jugando hace veinte años. Somos una institución no gubernamental. Lo que tenemos lo costeamos nosotros. Esta es la primera vez que venimos acá y queríamos conocer las instalaciones y que la organización nos conozca”.

Por su parte Guillermo Valdiviezo, presidente de ADiJ y también jugador, contó sobre las dificultades que tienen para sostener la asociación y conseguir apoyo para costear los elementos para practicar deportes. “Nosotros tenemos un espacio que nos daba la municipalidad, y a veces lo tenemos y otras no. Esta es la primera vez que tenemos un acercamiento a la Tupac. De mi parte, estoy muy agradecido. Vamos a tratar de relacionarnos más para poder seguir trabajando juntos”, declaró Valdiviezo.

El equipo de básquet de ADiJ entrena los jueves y sábados y el objetivo es poder incluir en actividades deportivas a todas las personas que tienen algún tipo de discapacidad motriz o sensorial. También participan de maratones y una nueva disciplina para no videntes, llamada torbol. En el caso del básquet, una de las dificultades que tienen son los altos costos para mantener una silla de ruedas para prácticas deportivas. Pero al mismo tiempo, desde hace unos años, uno de los integrantes de ADiJ y jugador del equipo de básquet se encuentra diseñando y construyendo sillas para la competencia.

“Hago los diseños y entre el profesor Gustavo y yo, armamos las sillas. Trabajamos con una soldadora eléctrica que nos donaron, una amoladora y otras herramientas. Yo trabajo desde el 2000 en tema del diseño y llevamos seis sillas fabricada”, contó Pablo Arcibia, jugador e integrante de ADiJ. Además describió las características de las sillas para hacer deportes: “tienen una inclinación distinta en las ruedas para poder jugar, así tienen más giro y estabilidad y cuentan con una rueda antivuelco”. Y dijo finalmente que en Jujuy “soy el único que hace este trabajo”.