El cordobés Paulo Dybala desembarcó en la Juventus y en su primera temporada hizo 20 goles en 40 encuentros. No le pesó ser el reemplazante natural de Carlos Tevez y justificó los 32 millones de euros que la Vecchia Signora le pagó a Palermo. Tampoco le preocupó comenzar la temporada en el banco. Poco a poco, se ganó un lugar entre los once hasta transformarse en titular indiscutible.

Pero Dybala quiere más. Así lo manifestó en la entrevista que le realizó el diario deportivo Tuttosport, en la que el jugador de la Selección no ocultó sus ambiciones. “No me molesta la comparación con Messi, pero es hora de ganar el Balón de Oro”, tiró el delantero surgido en Instituto de Córdoba.

Los números de Dybala en la máxima categoría del fútbol italiano son más que interesantes: 13 goles con el Palermo y 16 con Juventus. Y un título flamante, el primero de su carrera: “Es una temporada extraordinaria por cómo ganamos el Scudetto. Estar aquí es lo que esperaba, porque en los tres años que llevo en Italia me di cuenta de que no hay un equipo tan fuerte como Juventus”.

“Sabía que llegaba a uno de los mejores equipos del mundo y así fue. Nunca me arrepentí, incluso en el peor momento, cuando estábamos 12 puntos detrás yo era consciente de que podíamos cambiar mucho, que todo estaba en nuestras manos. Haber ganado de esta manera hace que sea más emocionante”, explicó el delantero de la Selección.