Real Madrid llegó nuevamente a la final de la Champions League y para quedarse con el trofeo deberá ganarle al Atlético Madrid que conduce Diego Simeone. Al igual que en el 2014, los dos equipos españoles se enfrentarán en el partido definitorio de la competencia más importante que tiene Europa.

El conjunto que dirige Zinedine Zidane venció al Manchester City por 1 a 0 en el estadio Santiago Bernabéu. Lo hizo gracias al gol que convirtió el galés Gareth Bale, la figura más importante que tuvo el merengue en este duelo de semifinales. El volante fue, junto a Tony Kross, el futbolista que marcó la diferencia y le dio un salto de calidad al ataque español.

En España la alegría fue solo de los madrileños. Toda la ciudad estará expectante el próximo 28 de mayo cuando se dispute la final en Milán. En los últimos duelos de eliminación quedaron en el camino Manchester City y el Bayern Münich, aunque sus performance fueron muy diferentes durante los partidos de ida y vuelta que se disputaron en las últimas dos semanas.

El equipo de Manuel Pellegrini no mereció ser finalista de la Champions. No tuvo presencia en el área del Madrid, padeció la falta de creatividad en los últimos metros y le faltó agresividad para derrumbar a uno de los mejores equipos del continente. Navas tocó apenas algunas pelotas y ninguno comprometió el cero en su arco.

El City se quedó sin un jugador importante en su estructura a los 7′. Vicent Kompany sintió un dolor en su aductor derecho y tuvo que salir al instante. El capitán es un jugador representativo en la alineación principal y en esta oportunidad fue una baja que el equipo sufrió en el inicio del encuentro.

A los 12′ Cristiano Ronaldo avisó con un cabezazo que se fue por arriba del travesaño. El centro llegó por el mismo lugar por donde vendría el gol minutos después. Carvajal tuvo una actuación soberbia y contundente por la banda derecha. Recorrió el carril, llegó hasta el fondo y habilitó con centros precisos a los atacantes del Madrid.

El Real apretó la salida del City y tuvo el dominio de la pelota. A los 19′ Carvajal habilitó a Gareth Bale y el galés sacó un remate adentro del área que se desvió en Fernando y se terminó metiendo en el ángulo más lejano de Hart. Ese gol le valió la clasificación al equipo español ya que en la ida habían empatado 0 a 0.

En el complemento, el City salió decidido a tratar de conseguir el empate pero le faltó contundencia. Con el pasar de los minutos se desinfló y las jugadas de ataque se vieron interrumpidas por las buenas actuaciones de Pepe y Sergio Ramos en la zaga central. Un remate de Agüero desde afuera del área fue la acción más importante que tuvo el equipo inglés durante todo el encuentro.

El galés Bale tuvo la posibilidad de ampliar el marcador pero el travesaño se lo impidió. Estrelló un cabezazo en el palo que podría haberse convertido en el segundo gol y habría llevado mayor tranquilidad al banco español. Un remate Ronaldo, a quién se lo notó lento y fuera de ritmo en su vuelta después de la lesión, pasó cerca del arco defendido por Hart. Las apariciones del portugués no tuvieron influencia en el ataque merengue. El equipo necesita una mejor versión de Ronaldo para poder superar al Atlético Madrid.

El 28 de mayo Zidane y Simeone se verán las caras en Milán. El conjunto del Cholo intentará obtener la Champions League por primera vez en su historia. Jugó dos finales y ambas perdió por cuatro goles. La primera fue en 1974 en la que cayó ante el Bayern Múnich en Bruselas. La segunda fue en el 2014 en Lisboa. En ese escenario perdió ante el Real Madrid, el mismo equipo que deberá enfrentar en este 2016 que puede ser histórico para los colchoneros.