Los cuadros de cuartos de final de la Copa Libertadores ya están completos. Después del triunfo de Boca ante Cerro Porteño, los últimos dos equipos que jugaron los octavos de final, los nuevos cruces de eliminación quedaron confirmados. A partir de la próxima semana ocho clubes buscarán el pase a las semifinales del certamen más importante del continente.

En una de las llaves quedaron Atlético Nacional, Rosario Central, Atlético Mineiro y San Pablo. La segunda llave la integran Pumas, Independiente del Valle, Nacional de Montevideo y Boca.

Los dirigidos por Chacho Coudet enfrentarán a Atlético Nacional, el equipo colombiano que eliminó a Huracán en octavos de final luego de que el duelo de vuelta estuviera marcado por un polémico arbitraje. Los rosarinos jugarán primero en el Gigante de Arroyito y definirán la serie en el estadio Atanasio Girardot, lugar donde solo ganaron tres equipos argentinos: San Lorenzo, Vélez y Central.

El segundo encuentro de la primera llave será el que protagonicen Atlético Mineiro y San Pablo. El duelo brasileño comenzará a jugarse en el estadio del equipo que dirige Edgardo Bauza. Los paulistas vienen de dejar en el camino a Toluca mientras que el conjunto de Belo Horizonte eliminó a Racing de la Copa.

Por el otro lado, los primeros en jugar serán Pumas UNAM e Independiente del Valle. El equipo mexicano visitará en el duelo de ida al conjunto ecuatoriano que eliminó a River en octavos de final. La definición será en México dentro de dos semanas.

Por último, Boca y Nacional de Montevideo serán los protagonistas del segundo partido de la segunda llave. El equipo de Barros Schelotto jugará el primer partido en Uruguay y buscará definir su pase a la semifinal en la Bombonera.

Si Boca y Rosario Central, los únicos dos equipos argentinos que quedan en la Copa, se meten entre los cuatro mejores de América, deberán eliminarse entre ellos en la semifinal. De esa forma, no habría manera de que los conjuntos del Mellizo y Coudet se enfrenten en una hipotética final.

Los cuartos de final de la Copa Libertadores se jugarán en las próximas dos semanas. Luego habrá un parate de dos meses para que se juegue la Copa América Centenario en Estados Unidos. Las semifinales comenzarán a disputarse en la primera semana de julio.