Huracán y Boca empataron el pasado fin de semana en la Bombonera sin goles y más allá de la igualdad que no cambió en nada el presente de ambos en el torneo local, lo cierto es que el encuentro sirvió para hablar de una persona en particular: Ramón Ábila. En este caso, el Xeneize comenzó las negociaciones para ver si puede incorporar a Wanchope, quien es una de las figuras del Globo.

Sin embargo, los sueños de jugar al lado de su amigo Carlos Tevez, de pasar a un club grande como Boca y de percibir un salario más elevado, podrían verse truncados ante el pedido de 8.000.000 de dólares que Alejandro Nadur (Presidente de Huracán) le hizo a la dirigencia del conjunto de la Ribera encabezada por Daniel Angelici. De esta manera, las negociaciones continuarán y comenzará un tira y afloje por la cotización del ex atacante de Instituto de Córdoba y Sarmiento de Junín.

Pero eso no es todo, porque Ábila está peleado con Nadur, dado que muchas veces lo acusó de no renovarle el contrato con un número acorde a la cifra en la que lo cotizaba. De hecho, el goleador se molestó un día y soltó: “Yo voy a jugar hasta los 35 y él va a vender autos hasta los 100 años. Además, me quiso hacer firmar una cláusula de 15 millones de dólares y me sueldo no se corresponde con eso”.

El detalle es que Ábila tiene 26 años y una posibilidad de venderlo nuevamente para recuperar lo invertido parece muy difícil para Boca. En el medio, no hay que olvidarse que está Daniel Osvaldo en el plantel y tiene características de juego muy similares. Por este motivo, la historia parece más que complicada por el momento, sobre todo si se tiene en cuenta que el Xeneize trajo a Tevez de Juventus por 6.500.000 millones de euros (cerca de 7.400.000 dólares).