Sarmiento, antes de iniciar esta jornada, era el que mejor parado estaba en los promedios de las tres entidades que más complicadas están. Sin embargo, ahora el panorama cambió un poco a raíz de su caída contra Tigre, la victoria de Temperley (se salvó) y la igualdad de Argentinos (se le puso a dos unidades).

Debido a todo esto, Ricardo Caruso Lombardi demostró todo su dolor por la derrota contra el Matador y la chance que dejaron pasar para concretar su estadía en la máxima categoría del fútbol argentino. “No se puede creer el partido que se nos escapó. Tuvimos muchas situaciones de gol, pero que se le va ha hacer. Nací para sufrir”, esbozó el director técnico del conjunto de Junín.

“Ya está, hay que bancársela”, cerró el entrenador en el campo de juego. Así, su elenco se jugará sus últimas fichas en la casa de Olimpo de Bahía Blanca. El Bicho, su rival directo, visitará a Atlético Rafaela. Y luego, agregó: “Cuando errás los goles que erramos, no lo podés creer. Ni queriendo lo podés hacer. Dios no quiso que sea nuestro partido”.

Aunque en diálogo con Domingol, programa que se emite por TyC Sports, comenzó afirmando que “no le podemos tirar la culpa a nadie. Estamos acá por nuestra culpa”, con el correr de la charla se soltó y disparó una de sus típicas bombitas: “El arbitraje de Argentinos-Lanús, bastante mal. Hubo cositas que dejaron pasar. Mi ayudante nos dijo que el penal que no le dieron a Sand, era. Y el córner del gol de Argentinos, no fue”.
Ver más: Ricardo Caruso Lombardi , Sarmiento