A partir del escándalo que se montó en la AFA alrededor de las eventuales partidas de Daniel Angelici, Rodolfo D’Onofrio, Víctor Blanco y Matías Lammens de sus respectivos cargos, Luis Segura ofreció una conferencia de prensa en compañía de Juan Sebastián Verón y Nicolás Russo para anunciar algunas precisiones de la sesión del Comité Ejecutivo y descartar de lleno la ida masiva de representantes.

“No hay ninguna renuncia, pasamos a un cuarto intermedio para mañana (por hoy)”, expresó con énfasis el pope de la Casa Madre del fútbol nacional, cuando se empezaba a hablar de una supuesta acefalía que favorecería la intervención del Gobierno Nacional. “Mañana hay una nueva reunión, hoy no tuvimos el quórum suficiente, esperamos tenerlo mañana como siempre”, añadió el histórico dirigente de Argentinos.

De pronto fastidioso por las ausencias en un número significativo en el edificio de la calle Viamonte, Segura deseó “que hayan sido por los partidos que se jugaron hoy o por temas personales” y no por la guerra abierta entre dos grupos antagónicos. “Pudo haber malestar porque esperábamos mayor asistencia de gente, pero no hubo renuncias y no busquen lo que no existió”, agregó a su relato.

Por otro lado, fue Verón el encargado de mencionar algunos aspectos interesantes de la juntada con Javier Tebas (el español que lidera la Liga Profesional de Fútbol) en Ezeiza. “Muchos venían con dudas, es normal que pase cuando se habla de un cambio. Creo que los presidentes quedaron conformes, despejaron dudas y preconceptos”, mencionó.

Sobre el mismo tema, la Brujita destacó que “pudimos preguntarle sobre el formato, cómo se podía instrumentar, la concesión de auspiciantes y la negociación con la televisión, que la explicó muy bien”. Sin ahondar en detalles particulares, aseguró que “quedamos en hablar mañana y lograr un consenso”.