Roland Garros, el segundo Grand Slam del año que se juega en París, se quedó hoy sin tenistas
argentinos, tras las eliminaciones de Juan Mónaco, Carlos Berlocq y Facundo Bagnis.

Mónaco, 92 en el ranking mundial, jugó en buen nivel pero cayó con el español David Ferrer (11) por 6-7 (4), 6-3, 6-4 y 6-2, Berlocq (111) fue superado por el belga David Goffin (13) por 7-5,
6-1 y 6-4, y Bagnis (99) poco pudo hacer ante Rafael Nadal (5), el mejor jugador de la historia sobre polvo de ladrillo y nueve veces campeón en París, quien lo vapuleó por 6-3, 6-0 y 6-3.

Con las derrotas de Mónaco, Berlocq y Bagnis ya no quedan argentinos en el cuadro, ya que el miércoles habían perdido el bahiense Guido Pella, en un gran partido ante el francés Gilles Simon, y el santiagueño Marco Trungelliti, frente al español Albert Ramos Viñolas.

Mónaco jugó en buen nivel, sobre todo en el primer set, pero Ferrer lo hizo mejor en los momentos más importantes de cada set y se quedó con el pasaje a la tercera ronda, donde enfrentará a su compatriota Feliciano López.

Berlocq, quien accedió al cuadro principal tras sortear la clasificación, también logró competir de igual a igual con Goffin, pero el belga mostró toda su jerarquía para quedarse con el triunfo y avanzar a la siguiente instancia, donde se medirá con el español Nicolás Almagro.

Por su parte, Bagnis fue arrasado por Nadal, quien al igual que en el debut, dejó claro que quiere ponerle difíciles las cosas al serbio Novak Djokovic. No hubo equivalencias en ningún momento del juego.

El mallorquín, que en once años perdió sólo dos partidos en el torneo galo, en 2009 ante el sueco Robin Soderling y en 2015 frente a Djokovic, enfrentará en tercera ronda a su compatriota Marcel Granollers.

Roland Garros se juega sobre una superficie de polvo de ladrillo y reparte más de 32 millones de euros en premios.