La Inspección General de Justicia ordenó suspender las elecciones de presidente de la AFA del 30 de junio, en base a las irregularidades en la administración de los recursos del Fútbol para Todos que puso en conocimiento del organismo la jueza federal, María Servini de Cubría.

La medida deja abierta la posibilidad de intervenir directamente la AFA, pero fuentes de la Casa Rosada confirmaron a LPO que antes de tomar semejante decisión medirán la reacción de Hugo Moyano, principal interesado en que se realicen las elecciones ya que cuenta con alrededor del setenta por ciento de los votos para que lo elijan a él o a su yerno Claudio “Chiqui” Tapia.

El titular de la IGJ es el dirigente radical Sergio Brosdy, un dirigente de la Facultad de Derecho de la UBA, que responde a Daniel “El Tano” Angelici. El presidente de Boca ya había amenazado en la cara a los dirigentes que se resisten a la creación de la Superliga con procesamientos y una intervención de la AFA.

Esta actitud del Tano abochornó a la Casa Rosada que decidió empezar a correrlo de la operación del tema.

Ante las presiones del Gobierno para que intervenga la AFA la jueza Servini de Cubría, vieja lobo de mar, optó por sacar la pelota afuera de la cancha, derivó el tema a la IGJ, puso en conocimiento de la movida al secretario general, Fernando de Andreis, que tiene a su cargo el programa Fútbol para Todos y se fue a Europa en un viaje de varias semanas que culminará con su presencia en el encuentro de jueces que convocó el papa Francisco.

El Gobierno sabe que intervenir la AFA sin autorización de la FIFA implica el riesgo que se desafilie de esa organización al fútbol argentino y la Selección de Argentina se quedaría afuera del Mundial, además que los equipos locales no podrían participar de copas internacionales.

Por eso, en este momento avanzan conversaciones de la Rosada para que sea eventualmente la propia FIFA la que encabece la intervención y el Gobierno nombre veedores, entre los que se menciona a Graciela Ocaña -anticipado por LPO. y al actual responsable de Fútbol para Todos, Fernando Marin. En las últimas horas se sumó en algunos medios el nombre del empresarios de medios Daniel Vila, pero nadie en el Gobierno pudo confirmar a LPO si efectivamente el dueño del Grupo UNO está en estudio.

Servini estableció que las actuales autoridades, con Luis Segura a la cabeza, sigan al mando de la AFA hasta que se termine un proceso electoral que tendrá la supervisión no sólo de los veedores sino de la FIFA y la Conmebol, que estuvieron de acuerdo con la medida impartida por la jueza federal.

En este contexto, el Gobierno busca ganar tiempo antes de llegar a los comicios, en los que por ahora Moyano tiene una ventaja decisiva.

En su comunicación a De Andreis y la IGJ, Servini se cuidó de explicitarles que cualquier medida que tomes sea en consonancia con los estatutos y reglas que emanan de la AFA, por eso la medida no sólo tiene complejidad política por la eventual reacción de Moyano, sino también técnica.

La decisión de suspender las elecciones sorprendió a Tapia en Estados Unidos acompañando a la Selección que se dispone a participar de la Copa América.

Marcelo Tinelli, que venía con cortocircuitos con el Gobierno, empezó a moderar su enojo desde que lo tentaron con ser el CEO de una futura Superliga y ahora ya no estaría tan interesado en presidir la AFA, confirmaron a LPO fuentes al tanto de las negociaciones.