Después de igualar sin goles ante Francia en los noventa minutos, con el gol de Éder a los 18 minutos del primer tiempo de alargue, la selección portuguesa logró alcanzar el título continental por primera vez en su historia, ganando 1-0.

El equipo que conduce Fernando Santos, sufrió la baja de Cristiano Ronaldo a los 23 minutos del primer tiempo por una lesión. Éder, que había ingresado a falta de diez minutos en lugar de Renato Sanches, se convirtió en el héroe inesperado y gracias a su tanto la selección ya tiene el pase a la próxima edición de la Copa Confederaciones de Rusia 2017.