El gobierno nacional confirmó que desde la AFA se solicitó la disolución del actual contrato del Fútbol Para Todos. Este lunes, dirigentes de clubes de Primera División y del Nacional B hicieron llegar una nota al secretario General de la Presidencia de la Nación, Fernando de Andreis, en la cual solicitan la finalización anticipada del vínculo.

Los dirigentes argumentaron que el programa “ha cumplido un ciclo” y que “amerita un replanteo”. Al mismo, tiempo aseguran estar “dispuestos a liberar al Estado del costo de los fondos privados” del fútbol por considerar a la cifra “exigua”, al mismo tiempo que representa un “importante gasto” para las arcas públicas.

Asimismo, propusieron “buscar oferentes privados” para los derechos de televisación del fútbol, a través una licitación internacional.

Desde la Secretaría General, encabezada por de Andreis, informaron que “se evaluarán los pasos a seguir” y adelantaron que “se continuará manteniendo un diálogo abierto con AFA en pos de colaborar con la normalización de la situación actual del fútbol argentino”.

Tras una reunión de dirigentes del fútbol de Primera y del Nacional B en AFA en pos de seguir delineando el estatuto de la futura Superliga, el presidente de Racing, Víctor Blanco, había anticipado que el objetivo de los clubes era “llamar a licitación para sacar el mejor valor posible para el fútbol” y que la fecha que se baraja para el proceso es noviembre de este año.

“El fútbol tiene otro valor y el gobierno cree que no debe pagar más de lo que está pagando. La salida es llamar a licitación y que se le ponga el precio justo”, agregó el mandatario de La Academia y precisó que, con el actual contrato, el Estado debe desembolsar 1250 millones de pesos en los próximos seis meses, una cifra que consideran exigua.

Finalmente, Blanco reveló que hay “ofertas superadoras” de parte “de particulares” en torno a los derechos de televisación del fútbol argentino y, respecto a la gratuidad, evitó aventurarse a dar una definición.

El programa Fútbol Para Todos nació en el año 2009 como parte de un acuerdo entre el entonces presidente de la AFA, Julio Grondona, y la presidente en ese momento, Cristina Fernández de Kirchner. Siete años más tarde, los dirigentes del fútbol argentino han llegado a un acuerdo y, en consenso, han solicitado el fin del contrato que tiene vigencia hasta el 2019.

La solicitud se produjo horas después de que la FIFA nombrara la comisión normalizadora que tendrá como objetivo administrar la AFA y regularizar su situación, con Armando Pérez, presidente de Belgrano, a la cabeza.