El liderazgo de Armando Pérez como nuevo interventor de la AFA suma cada vez más rechazos. Al intento de renuncia de Pablo Toviggino, titular del Consejo Federal y uno de los integrantes de la recientemente creada Comisión Normalizadora, se sumó una dura crítica -abierta y pública- de un dirigente relevante del Ascenso.

Se trata de Gabriel Fernández, presidente de la Primera B Metropolitana, quien no dudó en embestir contra el nuevo interventor de la Asociación del Fútbol Argentino: “Los rumores, cuando empiezan a estar de boca en boca, se hacen realidad. Por ahí, a Pablo Toviggino no lo dejan hablar porque Pérez de día dice una cosa y por ahí a la noche no está en sus mejores condiciones”, afirmó en declaraciones periodísticas.

El dirigente dijo en una entrevista que, desde el primer día de Pérez en AFA, hay algunas cosas que quedaron a la vista que no son muy buenas. “Hay que llamar a elecciones y ver realmente quién va a representar al fútbol argentino”, agregó.

Consultado sobre qué cosas no le parecen buenas de la Comisión Normalizadora, Fernández señaló: “Silenciar al resto de los compañeros, eso no me parece bien, porque las decisiones se hacen entre todos pero el tesorero de la comisión regularizadora es Pablo Toviggino, cuando en principio iban a poner a otro que era el gerente general de Tsu Cosméticos, que le debe a AFIP una millonada”.

El dirigente señaló que se necesitan soluciones urgentes en materia de equipos, ya que los directivos le dan demasiada importancia a la Selección. En ese sentido, el presidente de la Primera B Metropolitana recordó que la categoría tiene problemas para poder cobrar el dinero que les corresponde, ya que no están recibiendo fondos de AFA.

“Hoy en día no sabemos quién es el presidente, ni el capitán ni nada. Y a veces está más informado una persona de afuera que una de adentro. Falta plata, pero estos problemas se venían observando desde antes. En el ascenso somos todos luchadores”, añadió.

El jueves por la tarde, la Comisión Normalizadora tuvo su primera gran crisis, cuando el tesorero Pablo Toviggino intentó presentar su renuncia ante la presión de Hugo Moyano y Claudio “Chiqui” Tapia.

Los presidentes de Independiente y Atlético Barracas Central hicieron lo posible (y un poco más) para dejarle en claro que la Comisión Normalizadora no cuenta con el aval de la mayoría de los clubes y el dirigente del Consejo Federal evaluó dimitir a su puesto.

En cuanto circuló la versión de que la Comisión podía quedar trunca, inmediatamente llamaron desde la oficina de Ganni Infantino para “explicarle” a Toviggino que la dimisión no era una opción.