La ilusión de Los Pumas encontró una barrera en los cuartos de final. El conjunto argentino cayó 5 a 0 ante Gran Bretaña y perdió la posibilidad de pelear por una medalla en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Mañana jugarán por los puestos que van del quinto al octavo en los que se entrega un diploma.

En un encuentro muy parejo, el seleccionado de rugby argentino sufrió hasta el final pero no pudo marcar la diferencia. Pese al buen juego de Moroni y la potencia de Revol, el equipo terminó perdiendo el partido en tiempo suplementario en una salida de un scrum.

Revol tuvo la posibilidad de ganar el partido en el final de los minutos reglamentarios a través de un penal. Pero la pelota se abrió demasiado y pasó lejos del palo derecho de la hache. En los últimos dos minutos, Argentina jugó con un menos debido a una amarilla que recibió Juan Imhoff luego de una infracción.

Gran Bretaña dio el golpe final en el tiempo suplementario. Dan Bibby rompió la defensa por el ala derecha, convirtió el try y logró la clasificación del conjunto inglés

La frustración del conjunto argentino quedó marcada en la cara de cada uno de los jugadores. El llanto y la mirada fija en el suelo fueron marcas del golpe sufrido en los cuartos de final.

El entrenador Santiago Gómez Cora valoró el trabajo del equipo luego de la eliminación. “Es un orgullo irnos así. Lo dimos todo. Hicimos las cosas bien”, sostuvo. Además, aseguró que ya tiene ganas de tener una revancha: “Ojalá la tengamos, dicen que el juego las da”.

“Los equipos se reciclan en el Seven. Todos tienen perspectivas de seguir creciendo en el 15. Esperemos que sea así porque son excelentes jugadores y personas”, destacó el entrenador de Los Pumas.