Boca y Racing se enfrentaron en la Bombonera, reeditando uno de los clásicos más antiguos del fútbol argentino. En un verdadero partidazo, que los locales habían comenzado ganando por tres goles, la Academia reaccionó y finalmente el marcados terminó 4 a 2.

Desde el inicio, Boca salió a ganarlo y planteó riesgo en el arco de Orión desde los 30 segundos. Sin embargo, luego de varias situaciones de peligro, el partido pareció emparejarse. Sin embargo, en una gran jugada colectiva iniciada por Fernando Gago que terminó con un cabezazo de Insúa en contra de su propio arco al intentar despejar, los locales pasaron al frente. A los 36, Walter Bou metió el primero de su doblete del día.

A inicios del segundo tiempo Bou volvió a marcar tras un rebote luego de un remate de Tevez. Pero a los 5 minutos del complemento Lisandro López descontó con un golazo, confirmando que la Academia estaba dispuesta a dar pelea. A los pocos minutos Licha convirtió el segundo para su cuenta personal y puso el partido 3 a 2. Parecía que los de Avellaneda podían conseguir la remontada heroica.

Pero ya cerca del final del partido apareció Tevez, que ya se había comido un gol hecho, para definirlo con un golazo.

4 a 2 en el clásico y Boca sumó tres puntos importantísimos para quedar a dos del Estudiantes puntero que resignó ventaja al empatar con Talleres.