En un partidazo de resultados cambiantes, finalmente Boca venció a River por 4 a 2 en el estadio Monumental y quedó puntero del campeonato. Sin hinchada visitante, el partido fue un sube y baja de emociones y goles del que finalmente el Xeneize se llevó todo.

El partido en el Monumental empezó tenso, con el vestuario visitante sin aire acondicionado y sin luz eléctrica. Pero esto parece que sólo hizo enfurecer a los xeneizes. A los 13 minutos del primer tiempo, Walter Bou abrió el marcador tras una brillante jugada y habilitación de Carlos Tevez. El empate millonario llegó a los 33, con una volea de Driussi en el área grande (que suma 9 para su cuenta personal y se consolida como goleador del campeonato). Luego, a los 39, un cabezazo de Alario desató el delirio de los locales. River se iba al descanso con un gol de ventaja y con una remontada que parecía prometer más.

Pero en la segunda parte fue todo de Boca. Un Tevez intratable hizo la gran diferencia. A los 16 del complemento, tras un error del arquero Batalla que salió a buscar una pelota fuera del área y la perdió, el Apache definió cruzado con tranquilidad para sellar el empate. A los 37 minutos, Tevez marcó un verdadero golazo para dejar a su equipo arriba faltando pocos minutos para el final. Ante la desesperación de River que salió a buscar el empate, Centurión terminó cerrando un merecido 4 a 2 para los visitantes.

Así River queda con 19 puntos y Boca encabeza la tabla con 28 unidades. Aunque el liderazgo aún puede ser transitorio, ya que hay que esperar el resultado del partido que está disputando Estudiantes de La Plata contra San Martín en San Juan, que en caso de ganar superaría nuevamente a Boca por dos puntos.