Carlos Tevez fue la gran figura del Superclásico que Boca le ganó a River por 4-2 en el Monumental. A un día de su gran actuación, el Apache dejó varias frases interesantes.

En diálogo con Radio La Red (De Una, Otro Buen Momento y con el programa de Fantino), el ídolo de Boca chicaneó a River, habló del “susto de Batalla” en su primer gol y se excluyó de la Selección. También sembró dudas sobre su futuro: ¿Se queda en Boca? ¿Se va a jugar a China? ¿Se retira?

“Amago que le voy a meter un planchazo en la cabeza y eso asusta al arquero” (ver video adjunto)

Las frases más destacadas de Carlos Tevez.

“La rivalidad con River es muy grande y ganar en la cancha de ellos es muy lindo. Se puede comparar con un campeonato porque la gente lo disfruta de tal manera. Ganar en el Monumental es una sensación única, te agarra un nudo en la garganta difícil de explicar”.

“Me lo debía a mí mismo. Era lo que me faltaba, un partido así. Estaba en deuda conmigo y era una deuda pendiente jugar bien estos partidos contra River. El partido estaba dado para que yo hiciera ese juego. Sabía que si me movía a los costados de (Leonardo) Ponzio podía hacer daño”.

“Yo voy a muerte (en la jugada del 2 a 2), a todo o nada. Le hago el amague que le voy a meter un planchazo en el medio de la cabeza y eso asusta al arquero. Estos partidos hay que ir siempre a la pelota como si fuera la última. Creo que en ese momento él (Batalla) pensó que yo le iba a poner los tapones en la cabeza, y un poco eso fue lo que lo asustó”.

“En Argentina sobran los boludos lamentablemente. Hagas lo que hagas te van a criticar siempre. Entonces lo que digo es que el fútbol tomó una dimensión en el país demasiado grande y si ganás está todo bien y si perdes sos el peor. Yo sé que al chico (Ezequiel Ham, de Argentinos) no lo quise lastimar”.

“Mientras festejaba besándome el escudo les miraba las caritas (a los hinchas de River) y lo disfrutaba. Me acuerdo de todo. Estaban callados, por no decir otra cosa”.

“¿La oferta de China? Que deje de jugar también (es una opción). Por la cabeza a uno se le pasa. Puedo llegar a tomar esa decisión sin que me pese.
Es difícil que me vaya y que vuelva. Soy hincha de Boca y el ídolo lo es en las buenas y en las malas. No puedo tomar la atribución de irme con Boca sin jugar la Copa, irme a cobrar 40 palos y volver con Boca clasificado (a la Libertadores). No somos así y por eso somos diferentes a los demás”.

“No es una decisión fácil (su futuro fuera de Boca). Pasa por algo más personal que otra cosa. Estoy agradecido al Tano (Angelici), al cuerpo técnico, a mis compañeros, a la gente. Volví al club por esa gente que siempre me da apoyo aunque las cosas vayan mal”.

“El recambio le viene muy bien a la Selección, lo necesitaba. Es una muestra de grandeza dar un paso al costado y darles prioridad a los chicos que vienen atrás. Mi cabeza está en otra cosa, lo veo muy lejano”.

“El mejor regalo que se tiene que hacer uno es retirarse de la mejor forma. Es obvio que se pasa por la cabeza. La decisión la voy a tomar cuando esté tranquilo, el resultado no influye. Cuando bajen pulsaciones, esté cabeza fría y no tan quemado”.