La lucha viene desde hace años, pero el sueño se acerca cada vez más. Los dos máximos dirigentes de San Lorenzo firmaron el boleto de compraventa con el que se aseguraron la cesión de los terrenos para la construcción del nuevo estadio en el barrio de Boedo, por parte de Carrefour (representado por Daniel Fernández, su presidente).

Ahora será cuestión de tiempo aguardar por otro cónclave entre las partes para rubricar el traspaso de las escrituras del predio en el que además de la nueva cancha, donde antiguamente estaba el Viejo Gasómetro, se levantará un nuevo supermercado de la marca francesa. “Es el día más importante en la historia de San Lorenzo”, sentenció Marcelo Tinelli.

El vicepresidente acompañó al mandatario Matías Lammens, quien también tomó la palabra y expresó con orgullo: “Este es un trabajo en equipo de años. A nosotros nos tocó el final, hacer el gol. No solamente es un acuerdo extraordinario para San Lorenzo en lo económico sino también en lo inmobiliario, porque además de lo sentimental, es un golpe a nivel patrimonial que impulsa al club”.

Por su parte, Tinelli agradeció a los hinchas que colaboraron por la paciencia que tuvieron pese a las extensas negociaciones. “Siempre creímos que era algo posible; en los momentos difíciles aguantamos, negociamos y hoy podemos disfrutar”, apuntó.

¿Cómo continúa esta historia? En lo próximo, la entidad azulgrana desembolsará 110 millones de pesos que serán el inicio del pago. Más tarde, abonará cuatro cuotas anuales de un millón de dólares. Una vez que los terrenos estén escriturados, comenzará la construcción del nuevo Carrefour, que convivirá sin inconvenientes con las instalaciones de la institución (se calcula que demorará casi dos años).

Con la flamante tienda en marcha, se demolerá la actual, situada en Avenida La Plata. Y ahí se unirán los primeros ladrillos para que el estadio se vuelva una realidad. Ojo, todavía exigen que sigan las donaciones por metros cuadrados para que el excedente sea utilizado para la construcción de la cancha. “Les pedimos que sigan colaborando porque hay que pagarlo, aunque ya lo tengamos”, rogó Tinelli.