En la reedición de la última final del campeonato argentino, Lanús no supo liquidar el partido estando 2 a 0, y posibilitó la reacción de San Lorenzo, que igualó sobre el final 2 a 2, en un vibrante partido jugado esta tarde en La Fortaleza del sur del Gran Buenos Aires.

El “Granate”, que le dio una cálida despedida al paraguayo Miguel Angel Almirón, se puso en ventaja con las conquistas de Maximiliano Velázquez y José Sand, de penal, pero dejó con vida a su rival, y terminó sumando un punto que le cortó la racha de cinco victorias consecutivas.

A San Lorenzo lo salvó el uruguayo Martín Cauteruccio, quien marcó los dos tantos de su equipo, y maquilló una deslucida actuación colectiva del equipo dirigido por Diego Aguirre.