Daniel Angelici realizó una conferencia de prensa para dar su versión de los hechos, tras conocerse dos escuchas telefónicas con el entonces presidente de la AFA, Luis Segura, y con el presidente del Tribunal de Disciplina, Fernando Mitjans.

“No es casual que las escuchas salgan en este momento, cuando se están jugando tantos intereses en el fútbol argentino”, advirtió el presidente de Boca sobre los audios que tienen dos años de antigüedad.

El directivo hacía referencia a las reuniones que mantuvo en las últimas horas para tratar de sellar un acuerdo entre las diferentes partes del fútbol argentino, en pos de conseguir el reinicio del campeonato de Primera y cerrar las grietas que existen por las elecciones en AFA y la reforma del Estatuto.

“Nada es casualidad. A mí siempre me van a escuchar y estoy para defender los intereses del club. No soy una persona que llame para sacar una ventaja o perjudicar. Cada una de esas escuchas tiene un contexto”, sentenció el mandatario.

“El contexto fue que veníamos siendo perjudicados por varios arbitrajes, no intencionalmente. Veíamos que los árbitros involuntariamente venían equivocándose. Ese llamado se refirió a eso, para que tome conciencia de lo que se juega un club y trate de equivocarse lo menos posible”, explicó en relación a la charla con el por entonces presidente de la AFA Luis Segura por la elección de Germán Delfino como juez del partido desempate ante Vélez.

Sobre la conversación en la que pedía que las sanciones que recaían en dos jugadores –Leandro Marín y Cristian Erbes– no se extendieran hasta el choque con el Fortín, aclaró: “Es lo habitual en el fútbol argentino. Van a hacer sus descargos los jugadores y no es un tribunal de justicia donde el imputado va con un abogado, es un tribunal administrativo donde el jugador tiene que ir solo”.

“Llamé para que las suspensiones se puedan cumplir en amistosos, porque si no, del otro modo como club a Boca le conviene ir a jugar afuera, gano más dinero. Lo hacemos (jugar torneos de verano) porque entendemos que hay una tradición. Pero si las sanciones las vamos a tener que aplicar en torneos locales, no juego más, me voy a jugar al exterior”, argumentó. “Si veo arbitrajes que nos están perjudicando volvería a llamar”, agregó.

Angelici aseguró que no pensó en renunciar y aclaró que están pensando en tomar acciones legales por la filtración de las escuchas: “Sabemos como club y como persona lo que corresponde hacer a partir de hoy en la Justicia, y lo vamos a hacer. Si bien la potestad del juez era intervenirme el teléfono como lo hizo, yo tengo derechos y quiero que se respeten”.

“Como una persona expuesta, cuando circulan estos audios no estoy dolido, sí preocupado. Yo sé de dónde salieron los audios. No es que no sabía de la existencia de estos audios”, sentenció.