Alexandr Dolgopolov, de difícil lectura en su juego, se convirtió en el primer jugador ucraniano en ganar un título en la Argentina al derrotar al primer preclasificado y quinto jugador del ranking mundial Kei Nishikori por 7-6(4) y 6-4.

No era lo esperado en los papeles previos, pero el deporte, a veces, no sabe de lógicas. El ucraniano, 66 del mundo, sorprendió al japonés en una definición de mucha intensidad. Dolgopolov desarrolló muy buen tenis durante toda la semana, especialmente, partiendo desde su servicio y fue dejando en el camino a diferentes especialistas sobre esta superficie.
Mientras la atención se la llevaban en la parte alta del cuadro Nishikori, Ferrer y, luego, Berlocq, el ucraniano se fue construyendo como el finalista silencioso del torneo.

De facciones andróginas, algo que le divertía portar hace unos años, ingresó a la cancha Guillermo Vilas para llevarse por delante al cinco del mundo. Lo consiguió, lo encontró a su rival sin tanta movilidad como acostumbra, a pesar de que ya no se queja más de su afección en el tobillo.

Efectivo con su servicio y explosivo con la derecha, Alexandr tomó la distancia necesaria que le permitió cerrar con comodidad el tie break del primer set por 7-4, después de haber tomado una distancia de 4-1.

A diferencia del capítulo inicial, en el segundo no hubo reacción del japonés como para contener lo que llegaba del otro lado de la red, en especial al momento en el que le tocaba recibir. Por eso es que no tuvo chances de quiebre en su favor que le permitieran recobrar el único break del parcial y del partido. Con eso le alcanzó al ucraniano para ganar por la mínima diferencia y quedarse con el 6-4 que le permitió inscribir su nombre en la historia del Argentina Open.

Dolgopolov terminó recibiendo el trofeo de manos del campeón argentino de tenis adaptado, Gustavo Fernández (N°4 del mundo, ganador de Roland Garros, de Wimbledon –doble- y portador de la bandera en los Juegos Paralímpicos Río 2016), quien llegaba de participar en el certamen de Rotterdam.

De esta manera, se agregó una sexta nacionalidad de campeones en el ATP Buenos Aires a las otras cinco que ya pusieron su bandera: Brasil, Chile, España, Argentina y Austria.

Todos los campeones del Argentina Open:

2001: Kuerten
2002: Massú
2003: Moyá
2004: Coria
2005: Gaudio
2006: Moyá
2007: Mónaco
2008: Nalbandian
2009: Robredo
2010: Ferrer
2011: Almagro
2012: Ferrer
2013: Ferrer
2014: Ferrer
2015: Nadal
2016: Thiem
2017: Dolgopolov