Juan Martín del Potro es uno de los tenistas más elogiados del circuito. No solo por su talento en el juego, sino por su capacidad para reponerse de situaciones adversas y de generar empatía en el público. Muchos, incluso, lo han visto como un ejemplo de superación.

Sus fortalezas no son admiradas solo en Argentina, sino también en el resto del mundo. Antes de su debut en el 2017, el medio especializado Tennis Channel publicó una nota titulada “5 recordatorios de la grandeza de Del Potro”, en la que el periodista John Berkok enumera los aspectos más destacados de la carrera del tandilense.

La primera clave es que “Es un campeón de Grand Slam y ese título lo ganó de la manera más difícil”. Allí recuerda la consagración de Del Potro en el US Open del 2009, con tan solo 20 años, y que para ganar ese certamen debió vencer, nada más y nada menos, que a Rafael Nadal y Roger Federer, en la semifinal y final respectivamente.

Luego, la publicación destaca que “Escaló hasta el número 4 del mundo….dos veces”. El tandilense llegó a ese puesto por primera vez en 2010, aunque una lesión en la muñeca derecha lo relegó hasta más allá del puesto 400. En 2014 superó su inactividad y volvió a estar en la cuarta posición. Hoy, luego de caer hasta más allá del 1000°, se ubica 36°.

“Es un doble medallista olímpico”. Esa es la tercera razón de la grandeza de “La Torre”. En cada aparición en su juego olímpico, Del Potro se subió al podio: logró el bronce en Londres 2012 y la plata en Río de Janeiro 2016.

En cuarto lugar, se resalta que “Sus lesiones lo siguen derribando, pero él no se queda tirado”. Sus cuatro operaciones en sus muñecas (una en la derecha, en 2010, y tres en la izquierda, entre 2014 y 2015) no lo han derrotado. Por el contrario, se repuso a todas las adversidades y siempre volvió con más fuerza. Es por eso que ha ganado en dos ocasiones el premio que otorga la ATP al regreso del año (en 2011 y 2016).

Finalmente, se da cuenta de que “Su ranking no causa efecto en cuán peligroso es”. Sin importar qué número ocupe Del Potro en el escalafón, siempre será un rival de temer para cualquiera que se le pare enfrente. Bien lo sabe Novak Djokovic, quien como número uno del mundo perdió ante el tandilense, que se ubicaba en el 141°, en la primera ronda de los Juegos de Río.

Con todos esos pergaminos, Del Potro iniciará este martes una temporada 2017 en la que apuesta a volver a los primeros puestos de la ATP. En primera ronda del torneo de Delray Beach, en Estados Unidos, se enfrentará al sudafricano Kevin Anderson (cerca de las 22 de Argentina).