Parece ser que el fútbol de Primera comenzará el 3 de marzo y, una semana más tarde, rodará la pelota en el ascenso. Si bien los dirigentes se quejaron porque de los 530 millones de pesos que les habían prometido como cuota inicial, solamente ingresarán a la AFA 350 millones, la torta se dividirá volverá la acción. Pero, ¿cómo acordaron hacerlo entre todos?

Serán diferentes grupos, con diversos montos a repartir en cada uno. En el primero aparecen Boca y River, que se llevarán más de 15 millones cada uno; por debajo figuran Independiente, Racing, San Lorenzo y Vélez, con poco más de 10 millones cada uno; y los restantes 24 equipos de la máxima divisional percibirán una cifra superior a los 7 millones de pesos.

Los 23 conjuntos que integran la B Nacional se beneficiarán con 1,3 millones de pesos; los 19 de la B Metropolitana dispondrán de 648 mil; los de la Primera C y el Federal A contarán con 234 mil; y finalmente los de la Primera D recibirán casi 100 mil pesos. Vale reiterar que estas cifras corresponden a liquidaciones mensuales y que habrá un porcentaje de las cifras a pagar que será destinada a la cuestión impositiva.

“Medín se comprometió a que tengamos el cobro el viernes. Los malos de la película somos los dirigentes, pero hay otros que no han cumplido. Ya está, esta ruptura es como una separación, hay que irse y nada más. Mirar para atrás no tiene sentido”, disparó Nicolás Russo, uno de los dirigentes que más empapado está en el tema.

De los 180 millones faltantes, unos 140 millones irán destinados a la producción de los partidos, mientras que los 40 millones restantes servirán para cubrir gastos en la AFA.

Otra de los puntos que fue planteado y quedó confirmado fueron los descensos. Si bien se barajó que la cifra de cuatro caídos por temporada se agrandara, se mantendrá.

Ahora, restará saber qué empresa se hará cargo de la televisación: Fox/Turner, ESPN o Media Pro.