Tras varios días de incertidumbre, Lucas Alario rechazó la millonaria oferta de China y anunció que continuará jugando en River. A menos de un día de conocerse la decisión final del delantero, se supo que el club interesado era el Tianjin Quianjian, que estaba dispuesto a abonar 24 millones de euros (18 millones, que es lo que vale la cláusula de Alario, más impuestos).

Caída la posibilidad de contratar al ex Colón de Santa Fe, los millones chinos ahora van por otro delantero de un equipo grande del fútbol local. El apuntado es Nicolás Blandi, de San Lorenzo de Almagro.

Desde el club de Boedo y el entorno del jugador afirmaron que aún no recibieron una oferta formal del club chino. Sin embargo, admitieron que el rumor les llegó. Mientras fuentes cercanas a San Lorenzo informaron que la cláusula de salida del delantero es de 15 millones de dólares, cifra que estarían dispuestos a pagar los chinos, el propio Nicolás Blandi reconoció los rumores.

“Irse a China es una decisión compleja. Hasta que no la tenés en la mano, es algo irreal. Sé que hay un sondeo y charlas por mí, pero hoy no es algo que tiente desde lo deportivo para un jugador joven. Estoy contento y cómodo en San Lorenzo, hoy pienso estar acá”, expresó en diálogo con Radio Continental.

Nicolás Blandi, de 27 años, ya descartó una propuesta formal de China argumentando que aguarda por una oferta de Europa. Además, su representante reconoció un interés desde Arabia Saudita hace apenas un mes, que el Ciclón rechazó.

Tianjin Teda Football Club de China es un elenco que se fundó en 1998. Según informaron varios medios internacionales, en las últimas horas contrató al delantero Ideye Brown, proveniente del Olympiakos de Grecia por una cifra de 12 millones de euros por tres temporadas.

En su plantel actual, que comanda el portugués Jaime Pacheco, se encuentra el nigeriano Obi Mikel y el colombiano Fredy Montero, como los más destacados.