La semana pasada, la legisladora porteña por Confianza Pública, Graciela Ocaña, había presentado un recurso de amparo -primicia de Alerta Online- para que quede nulo el acuerdo de rescisión de contrato entre el Estado Nacional y Fútbol Para Todos. La presentación fue realizada ante el Juzgado Federal en lo Criminal y Correcional 1, a cargo de María Romilda Servini de Cubría. Hoy se conoció que en ninguna parte de los documentos que llegaron al despacho de Servini de Cubría se mencionaba la rescisión del contrato entre ambas partes.

Fuentes cercanas al despacho de la jueza Servini de Cubría informaron a Alerta Online que la funcionaria sostuvo en el día de hoy una reunión con la legisladora Graciela Ocaña, quien había presentado el recurso de amparo, donde la jueza le habría confiado a la ex Ministra de Salud que en los papeles que le llegaron al despacho “no se habla de cancelación del contrato entre el Gobierno y FPT”, que entonces no entiende “cómo puede estar hablándose de rescindir un contrato”.

A ésto se le suma que según el documento, al que había tenido acceso éste medio, la legisladora consideraba que como en ninguna parte del decreto que reglamentó la vigencia del programa “Fútbol Para Todos” se estableció una clausula de rescisión, el Estado se encuentra exento de tener que abonar dinero alguno por la ruptura de dicho contrato. Cabe destacar que hace una semanas, el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis, confirmó que terminar el contrato saldrá, del erario público, $520 millones.