En el debut del grupo 1 de la Copa Libertadores, Estudiantes perdió 2-1 ante Botafogo en Brasil. Los goles del conjunto local fueron marcados por Roger y Rodrigo Pimpão. El colombiano Juan Ferney Otero anotó para el equipo argentino que venía de caer en su presentación en el año ante Vélez en Liniers, en lo que fue la reanudación del campeonato local.

LEER MÁS: Vélez venció a Estudiantes en Liniers

El Pincha inició su participación en la Libertadores sin Juan Sebastián Verón, quien es el presidente del club y volverá a jugar profesionalmente. No lo hizo esta noche porque arrastra una suspensión de la Sudamericana 2011. La Brujita deberá aguardar al segundo encuentro ante Barcelona de Ecuador, en condición de local el próximo martes 11 de abril (21hs).

Las tres fechas que le habían dado a Verón hace seis años en la otra competición continental se redujeron a una por el tribunal de la Conmebol: no obstante, no pudo ponerse los pantalones cortos hoy. La entidad platense había apelado el fallo, pero la pena solamente fue reducida, no quitada.

El partido lo comenzó mejor Estudiantes, que tuvo dominio y creó serio peligro en el arco custodiado por Gatito Fernández. Lucas Rodríguez sorprendió con un remate desde media distancia, que salió apenas pegada al palo. Luego, a los 24′, fue Juan Ferney Otero, el delantero colombiano del Pincha que tuvo una gran apilada a espaldas del lateral Víctor Luis y remató para que se vuelva a lucir el arquero Fernández.

La primera jugada de peligro para Botafogo fue a los 31′, luego de un centro que envió Camilo y que Joel Carli, el argentino ex Quilmes, conectó de cabeza desde el punto penal. Fue un aviso del gol que llegó dos minutos después: tras una primera chilena fallida de Bruno Silva, el que sacó provecho fue Roger de tijera para celebrar su conquista.

Cuando restaba poco para el final de la primera etapa, Augusto Solari le sirvió un centro a la cabeza de Damonte, quien conectó y vio como la pelota se fue muy cerca, mientras que Camilo respondió con un potente remate desde la medialuna que tapó de manera brillante Mariano Andújar.

En el complemento, el Pincha mereció mejor suerte porque también tuvo un rendimiento superior a su rival. Si bien logró el empate por intermedio de su mejor jugador, el colombiano Juan Ferney Otero, terminó perdiendo el encuentro por el gol de Rodrigo Pimpão. El tanto debió ser anulado por offside.

Los brasileños llegaron a la fase de grupos después de imponerse en los repechajes ante Colo Colo de Chile y Olimpia de Paraguay. El Fogao contó con los argentinos Joel Caril y Walter Montillo, quienes también fueron titulares en el último compromiso disputado (fue victoria ante el Volta Redonda por el campeonato carioca).

Es la quinta participación en la Libertadores del elenco de Río, que cayó en las semifinales en 1963 y 1973, en octavos en 1996 y en primera ronda en 2014. Muy distante es la historia del León, que rugió cuatro veces a nivel continental: fue campeón en 1968, 1969, 1970 y 2009.