Con motivo del partido Argentina-Chile que se disputará en el estadio Monumental en el barrio de Núñez por las Eliminatorias Rusia 2018, el ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad desplegará un operativo que contará con más de 1300 efectivos. Además de los controles que se establecerán en las inmediaciones del estadio para fiscalizar las actividades tanto de manteros como de trapitos, se realizará un acompañamiento policial especial para los hinchas chilenos. Los agentes escoltarán a los simpatizantes desde el punto de encuentro, donde saldrán entre 30 y 40 micros, en Macacha Güemes y Avenida de los Italianos, hasta River Plate, siempre custodiados por personal policial.

Cabe señalar que no se van a vender entradas en el estadio ni en las inmediaciones y se aplicará el derecho de admisión con el sistema Tribuna Segura. Por ende, todos los espectadores tendrán que concurrir al encuentro con entrada y DNI, incluso hinchas visitantes (que ocuparán la Centenario Alta).