Juan Martín del Potro atravesó airoso su debut en el Masters 1000 de Miami, Estados Unidos. El tandilense se impuso ante el holandés Robin Haase por 6-2 y 6-4, y avanzó a la tercera ronda del certamen, en la que se enfrentará a un viejo conocido: el suizo Roger Federer. El partido se jugará el lunes, en horario a definir.

Hasta el momento, Federer (número seis del ranking ATP) es el mejor tenista del 2017 (se consagró en el Abierto de Australia y en el Masters de Indian Wells) y Del Potro (34°) sabe que tendrá un cruce de alto riesgo ante el suizo.

“Mi próximo rival será de una exigencia extrema”, dijo el tandilense, una vez finalizado el partido ante Haase y se lamentó por la poca suerte que está teniendo en los sorteos de los torneos ya que previamente, tanto en Acapulco como en Indian Wells debió enfrentarse a Novak Djokovic, quien lo eliminó de las dos competencias.

A pesar de que Federer apareció en su camino de manera prematura y de que sabe que es un rival de temer, Del Potro se alegró por tener la posibilidad de jugar ante él. “Tiempo atrás esto no lo podía ni vivir, así que estoy contento y trato de disfrutarlo al máximo”, sostuvo.

Del Potro y Federer se enfrentaron en 20 ocasiones. El suizo se impuso en 15 partidos, mientras que el argentino ganó los restantes cinco. La última vez que se cruzaron en el circuito fue en el Masters de Londres del 2013, con victoria para Roger.