Marcelo Tinelli fue a visitar a Elisa Carrió a su chalet de Exaltación de la Cruz para ofrecerle una alianza a cambio de que no lo sume a sus denuncias de corrupción en la AFA. Como gesto de buena voluntad le aportó copiosa información sobre los movimiento de Hugo Moyano y Daniel Angelici en la entidad madre del fútbol.

Claudio “Chiqui” Tapia es el nuevo presidente de la AFA escoltado por Moyano, su suegro, y Angelici. “¿Esta mafia es la renovación de AFA? Peor que Gondona. ¿Cómo pasan un tribunal de ética?”, posteó Carrió con una foto del trío, a poco del acto de asunción en la sede de calle Viamonte, en la que se vio al conductor muy golpeado.

Tinelli fue el gran derrotado en la nueva conducción de la AFA, pese a ser artífice del contrato de televisión con Fox y Turner, pero no fue una jugada inocente: Está muy cerca de quedarse a cargo de la Superliga, donde recaería el 80% de los ingresos televisivos, que sumarán hasta el 2020 más de 17 mil millones de pesos.

De eso fue a hablar con Carrió, quien lo había maltratado por sus diferencias con Macri y lo recibió echada en su cama y tapada con un cobertor, habitual en ella.

Tinelli le acercó dos vinos Catena Zapata, pero olvidó que a Lilita le gusta fumar pero no bebe nada de alcohol. “Dejalos en esa cómoda, alguien los va a tomar”, lo ninguneó. Y le ofreció un pedazo de torta con jamón y queso, medio quemada.

El animador televisivo le relató el contrato que firmó con Fox y Turner en Estados Unidos y el rol que tendrá el trío que conduce la AFA.

Pero sobre todo, ahondó en las mañas de Angelici, a quien Carrió le disputa el rol de operador en la justicia federal desde diciembre de 2015. Macri jamás logró que dejara de atacarlo.

“Él me manda a operar y luego no me defiende”, protesta Angelici ante sus más allegados, a quienes les confiesa que se siente sin roles en el gobierno. “Con Macri sólo hablo de Boca”, se lamenta por estos días.

Otro golpe lo recibió cuando denunciaron al presidente de la AFI Gustavo Arribas, cercano al presidente de Boca, por recibir un depósito de 600 mil dólares del cambista brasileño Leonardo Meirelles en una cuenta suiza. Carrió no tardó en ir a la justicia a pedir explicaciones. Quería hostigar a Angelici.

Copyright La Politica Online SA 2017.