El sueño de Atlético Tucumán en la Copa Libertadores se complicó sensiblemente en su travesía por Bolivia: perdió 2-1 con el Jorge Wilstermann en el estadio Félix Capriles, que está ubicado a casi 2.600 metros sobre el nivel del mar.

El Decano comenzó arriba gracias a la anotación de Jairo Palomino de cabeza. Aunque la alegría duró poco: Gilbert Álvarez se elevó más que todos y clavó el empate siete minutos después de la apertura del marcador. Finalmente, Luis Cabezas cruzó un frentazo en el primer palo y puso el resultado final.

El combinado dirigido por Pablo Lavallén quedó en la última colocación del Grupo 5, tras sumar dos derrotas y un empate hasta el momento. La próxima presentación será el martes 25 de abril ante el mismo rival en Tucumán.