River suma y sube. Salió a jugar en Victoria, ante Tigre, tras ese empate postrero que sufrió Boca de local ante Patronato. Y no dejó pasar la oportunidad. Descontó dos unidades, quedó a seis del equipo de Barros Schelotto y se ilusiona con dar el zarpazo en el tramo final del Torneo de Primera División.

Favorecido además por la derrota de San Lorenzo en Tucumán, y el empate del sábado entre Newell’s y Estudiantes, River se transformó en el gran ganador de la fecha (el otro fue Colón), y ahora comparte el tercer lugar con Estudiantes, a sólo un punto de Newell’s.

Pero lo más importante es que le descontó dos unidades al líder, con el que todavía debe jugar (en la fecha 24). Luego de un primer tiempo equilibrado y sin grandes luces, River apretó el acelerador en la segunda etapa y llegó al gol a través de Driussi, con la complicidad de la defensa local. Pero Driussi, que se mantiene en lo más alto de la tabla de goleadores junto a Benedetto, no fue el único que convirtió. Por si acaso, y luego de las polémicas por los goles anulados a Tigre, aumentó Mora, con un estupendo disparo.