San Lorenzo no sólo perdió un partido en Tucumán: perdió la chance de pasar a Newell’s y a Estudianrtes (habían empatado el sábado sin goles en Rosario), para quedar como único escolta de Boca. Y perdió, por sobre todas las cosas, la posbilidad de tomar impulso en la lucha por el título de cara a la recta final del campeonato.

El único gol del partido lo hizo Fernando Zampedri sobre los 18 minutos del segundo tiempo. De este modo San Lorenzo cayó como visitante por tercera vez consecutiva, tras las derrotas ante Tigre y Godoy Cruz.

Un nuevo tropezón en medio de un recorrido marcado por la irregularidad sólo suma incertidumbre en torno al futuro del equipo. “Está todo muy difícil, el campeonato y la Copa”, dijo el técnico Diego Aguirre.