Novak Djokovic, número dos del mundo, debutó con un angustioso triunfo en el Masters 1000 de Montecarlo, certamen que se disputa sobre polvo de ladrillo y reparte 4.273.775 euros en premios. El serbio debió luchar más de la cuenta para superar al francés Gilles Simon por 6-3, 3-6 y 7-5, tras dos horas y 31 minutos de juego.

Nole, ausente en el Masters 1000 de Miami, tuvo un buen comienzo y ganó con facilidad el primer set. Cuando parecía que se encaminaba a una cómoda victoria, Simon desplegó su mejor tenis, se impuso en el segundo set y equiparó el resultado.

Lo mejor, claro está, llegó en el tercer parcial. Porque Simon tuvo en jaque a un errático Djokovic. Tras una paridad absoluta, el francés consiguió un break en el noveno game y se puso 5-4, con la posibilidad de cerrar el partido con su servicio. Entonces apareció la frialdad y la jerarquía del serbio para revertir la historia.

Djokovic quebró, luego se quedó con su saque y en el último game revirtió un 30-0 para conseguir un nuevo break y quedarse con una valiosa victoria. El serbio ganó porque, aunque no mostró su mejor versión, jugó mejor los puntos importantes. Eso sí: deberá levantar su nivel si pretende el titulo.

El que también avanzó a la segunda ronda fue el argentino Carlos Berlocq, que tuvo que revertir un flojo comienzo para derrotar al francés Pierre Hugues Herbert por 3-6, 6-2 y 6-1, tras una hora y 48 minutos.

En la próxima instancia, Charly se enfrentará al español Albert Ramos, que en el debut le ganó al rosarino Renzo Olivo

La mala noticia del día fue que Federico Delbonis desistió de presentarse al partido ante el holandés Robin Haase por la misma molestia muscular que lo obligó a abandonar en el ATP de Marrakech, Marruecos, donde defendía el título.

Delbonis intentó hasta último momento recuperarse de la contractura muscular que lo había obligado a retirarse en el debut en Marruecos, cuando jugaba con el local Reda El Amrani, 667 del ranking, pero no pudo y su lugar en el cuadro lo ocupó el bosnio Damir Dzumhur (92), que cayó con Haase (46) por 6-3 y 6-2.

“Lamentablemente no pude recuperarme de la molestia que arrastraba en la pierna y junto a mi equipo y cuerpo médico decidimos no participar en Montecarlo”, escribió el azuleño en su cuenta en la red social Facebook.

Así, Berlocq se suma a Diego Schwartzman, que en el debut logró un valioso triunfo sobre el australiano Bernard Tomic por 6-1 y 7-6 (7-3) tras una hora y 18 minutos de juego. El Peque tendrá un difícil rival en segunda ronda ya que deberá medirse con el español Roberto Bautista Agut, 18 del mundo y un especialista sobre esta superficie.