36 puntos, sexto en la tabla y a 8 unidades del líder Boca cuando restan diez fechas para que el torneo finalice. Esos son los números de Racing que permiten ilusionar a toda su gente, que vio como su equipo aplastó a Tigre por 4 a 1 tras completar los 67 minutos restantes del partido suspendido por lluvia.

El equipo que dirige Cocca sufrió a un Tigre que apretó arriba y supo manejar la pelota con volantes de buen pie como Castro, Morales y Menossi en el comienzo. Pero todo cambió cuando en una contra Gustavo Bou definió muy bien para festejar el 2 a 1.

A partir de ahí, con el Matador jugado en ataque y otorgando espacios, el dueño de casa no perdonó y aprovechó cada error de su rival para aumentar el marcador, con un Lautaro Martínez siempre picante que metió un gol de cabeza y un Bou, otra vez y de penal, para dar cifras definitivas al cotejo. Racing ahora sueña con ser campeón ¿Podrá?