Con el antecedente de haber sido finalista en las tres últimas ediciones, que quedaron en manos de Huracán, Boca y River, Central le dio arranque a la fase final de la Copa Argentina, que en sus 32avos de final tiene el ingreso de los equipos de Primera. Y lo hizo con un triunfo por 1-0 ante Cañuelas, que marcha quinto en el torneo de la Primera C.

El gol del equipo de Paolo Montero, que decidió guardar a varios de sus titulares, lo hizo Mauricio Martínez, quien en la cancha de Unión parece sentirse muy cómodo. A los 11 minutos, el equipo Tatengue sacó un zapatazo desde la puerta del área y marcó el 1-0.

Antes del gol, Central ya era superior en el juego y manejaba la pelota en busca del primero. Después de la conquista, el partido se hizo aún más favorable para el Canalla.

Pero el conjunto rosarino no contaba con una presencia, que con el correr de los minutos se iba a convertir en figura. Es la del arquero Cristian Moyano, de Cañuelas, quien ya en el primer tiempo tapó un buen remate que se metía en un ángulo y el mismo que en la segunda etapa le impidió dos veces a Martínez ampliar el marcador.

Sin demasiados sobresaltos, Central finalmente pudo ser el primer equipo en meterse en la fase de 16vos de final de la Copa Argentina. En esa instancia chocará con el vencedor del enfrentamiento entre Tigre y el Deportivo Riestra. Cañuelas, en tanto, se fue de Santa Fe, en el partido más importante de sus 106 años de historia, con la satisfacción de haber hecho un buen papel.