Los medios de España anunciaron hoy que un nuevo nombre se suma a la lista de posibles reemplazantes de Luis Enrique en el Barcelona: el argentino Juan Antonio Pizzi, hoy entrenador de la selección de Chile, será evaluado por los directivos del club catalán que estiman anunciar al próximo DT del equipo a fin de mayo, una vez concluida la vigente temporada.

Apenas Luis Enrique anunció que no renovaría su contrato, el club blaugrana inició la búsqueda de su sucesor, quien debe cumplir ciertos requisitos claros y no negociables. Entre los más importantes es que quien venga debe conocer la casa. Y Pizzi cumple con tal exigencia ya que fue jugador del Barcelona entre 1996 y 1998, tiempo en que disputó 73 partidos en los que supo ganarse el cariño y respeto de los hinchas.

Desde aquellos tiempos en España el DT carga con el apodo de Macanudo, adquirido el 12 de marzo de 1997 cuando el Barça remontó un histórico partido ante Atlético Madrid en cuartos de final de la Copa del Rey que perdía por 3 a 0 y terminó ganando 5-4 con un gol suyo. “¡Qué macanudo eres Pizzi!”, dijo un relator exacerbado por la alegría y desde entonces lo llaman así.

Ya entendió el Barça tras la experiencia con Gerardo Martino que el DT foráneo es resistido desde antes de empezar y, por eso, consideran que cualquiera que sea considerado como candidato debe contar con el aval de la gente.

El otro ítem importante es el carácter que tenga el elegido. En este caso consideran que Pizzi tiene la personalidad suficiente para manejar un plantel colmado de estrellas y que éstos lo respetan. Se descuenta, claro, la comunión con su estilo de juego.

Así las cosas, Juan Antonio Pizzi, ex DT de Colón, Rosario Central y San Lorenzo en la Argentina, entre otros de Sudamérica y Europa, compite ahora con Unzué o Ernesto Valverde, los primeros mencionados como candidatos a ocupar el lugar que dejará Luis Enrique.