La Selección Sub 20 de Claudio Úbeda consiguió su clasificación al Mundial después de un complicado Sudamericano en Ecuador. Su camino hacia la cita en Corea del Sur fue difícil y culminó en las últimas horas con la decisión de Independiente de no ceder a Ezequiel Barco. A dos días del viaje hacia Vietnam, donde será la gira previa a la competencia, se sumó un nuevo inconveniente: el cambio de horario del partido entre Boca y Estudiantes, que se corrió de las 19 a las 20.30, complica directamente al plantel, que cuenta con tres jugadores del equipo platense, ya que la salida del aeropuerto de Ezeiza está programada para las 23.30 del mismo sábado. Pero a última del jueves se volvió a cambiar el horario para las 20.10. Sin embargo, hubo una nueva modificación, apenas 34 minutos después: el partido, finalmente, se jugará 20.15. ¿Les alcanzarán esos 15 minutos de gracia? “La idea es que los chicos de Estudiantes sean escoltados por dos motos policiales y en 40 minutos estén en Ezeiza”, contó Úbeda en Radio La Red.

A través de su cuenta de Twitter, la AFA comunicó a las 14.40 de este jueves 4 de mayo la modificación del horario sin dar explicaciones sobre el motivo. Justamente en la red social indicaron que se debía “a cuestiones de seguridad”, aunque lo curioso, en este loco fútbol argentino, es que a la misma hora, pero en Núñez, River iba a recibir a Temperley, aunque con la tercera reprogramación el horario de este duelo también se cambió y pasó a las 20.15. En ese sentido, Juan Manuel Lugones, Secretario Ejecutivo de Aprevide, afirmó: “Si tuviéramos mayor cantidad de policías no habría problemas en que Boca juegue a las 19”.

“Pido que cambien el horario de Estudiantes-Boca”, dijo Fernando Bocha Batista, el ayudante de Úbeda, en el programa ESPN FC, minutos después de que se oficializara la modificación, que había empezado a correr como un rumor más temprano. “Si se cambia el horario, los jugadores de Estudiantes no llegan a tomar el avión”, alertó, al tiempo que destacó que “las Selecciones juveniles tienen que ser prioridad”.

Ante este cambio inesperado en la programación de la fecha 23, en un principio se especulaba con que la dirigencia de Estudiantes pediría que Santiago Ascacibar, Lucas Rodríguez y Juan Foyth no viajen con sus compañeros el sábado y lo hicieran el domingo, con la complicada logística que ello implica, ya que para ir a Vietnam, a los argentinos también se les requirió una visa.

El vicepresidente Pincha, Osvaldo Lombardi, se pronunció en Radio Continental sobre el tema desligó a su rival por el cambio. “No creo que haya tenido que ver Boca”, disparó y aclaró que el presidente xeneize, Daniel Angelici, no habló con él y que tienen una buena relación. “No sé si habló con Verón”, insistió. “Vamos a ver los medios y las formas para que los chicos jueguen y viajen”, siguió. Y nombró una posible solución: “Quizás pueden viajar y sumarse al grupo del Sub 20 en la escala”