El próximo domingo, desde las 17, Boca y River se enfrentarán en la Bombonera. Para este partido, la AFA designó a Patricio Loustau como árbitro del encuentro más importante del fútbol argentino.

Mediante su usuario de Twitter, la Asociación de Fútbol Argentino explicó por qué tomaron la decisión de elegir a cada colegiado para el clásico correspondiente. Así, el juez de 42 años dirigirá su quinto Superclásico. Los antecedentes del árbitro en el partido que paraliza al mundo.

Por la fecha 14 del del Clausura de Primera División, Boca recibió a River en la Bombonera en un contexto particular, el equipo visitante no atravesaba un buen presente y al finalizar dicho certamen terminaría descendiendo a la segunda categoría del fútbol argentino.

Este fue el primer Superclásico en la carrera de Patricio Loustau. El juez originalmente designado para este encuentro era Héctor Baldassi, pero debido a una operación de urgencia a la que debió ser sometido el córdobes, la AFA designó a Loustau como reemplazo el día anterior al juego.

El encuentro fue para los locales que se impusieron por 2-0. A los 28 minutos del primer tiempo, el arquero de River, Juan Pablo Carrizo, convirtió un gol en su propio arco para poner en ventaja a los entonces dirigidos por Julio César Falcioni. Tres minutos más tarde, Martín Palermo extendió la diferencia de cabeza en su último encuentro ante el Millonario.

A segundos de finalizar el partido, Loustau decidió expulsar a Clemente Rodríguez y Matías Almeyda por un altercado entre ambos. En el recuerdo permanece la imagen del capitán de La Banda besando su escudo, custodiado por policías.

Luego de la derrota, Daniel Passarella, presidente de River en ese entonces, salió al cruce con Julio Grondona por la designación del árbitro, lo que generó una ruptura entre el Millonario y la entidad que maneja el fútbol de nuestro país. “Grondona me llamó el sábado para cambiar el árbitro. Le dije que pusieran al cuarto, pero me dijo que él quería a Loustau. Me dijo que me quedara tranquilo, que era bajo su responsabilidad”, detalló años más tarde sobre la charla que mantuvo con el entonces titular de AFA.

“Después del partido lo llamé (a Grondona) y le dije: ¿Qué responsabilidad tenés ahora? No nos cobraron cinco penales. Me respondió que tenía que comprar un arquero. Justo Carrizo había tenido un mal partido”, admitió el Kaiser.

Boca 2-0 River (3 de mayo del 2015)

Casi cuatro años más tarde Loustau volvió a dirigir el Superclásico. Luego de los altercados del 2011, el colegiado impartió justicia en la undécima fecha del Torneo de Primera División 2015.

La actuación del árbitro no tuvo lugar a reproches. Los locales se impusieron 2-0 en el estadio Alberto J. Armando con goles de Cristian Pavón, a los 41 del segundo tiempo, y Pablo Pérez, a un minuto del final.

Boca 0-1 River (23 de enero del 2016)

El tercer duelo dirigido por el oriundo de Lomas de Zamora tuvo lugar en la ciudad de Mar del Plata, en uno de los tantos amistosos de verano en los que participan ambos clubes. El conjunto dirigido por Marcelo Gallardo se impuso por 1-0 con un gol de Leonardo Pisculichi de penal.

La actuación de Loustau fue apropiada y correcta. Aquel día hubo cinco expulsados: Jonathan Silva, Gino Peruzzi y Daniel Díaz por el lado de Boca; Jonathan Maidana y Pisculichi por parte de River. Fue un clásico que tuvo muy poco de juego, en el que abundó la violencia.

River 0-0 Boca (6 de marzo del 2016)

El último clásico que tuvo a cargo Loustau fue el del Torneo Transición 2016, en la sexta jornada. La particularidad de este choque fue que era la primera vez que se iba a contar con seis jueces en un Superclásico (dos árbitros asistentes adicionales, además de los cuatro tradicionales).

Fue empate 0-0 en el Monumental, Loustau amonestó a ocho jugadores, cuatro por equipo. Según la prensa, el juez tuvo un destacado trabajo.