El día S llegó a la AFA. Tras las constantes especulaciones que se desarrollaron durante los últimos días de Edgardo Bauza en el cargo, y la ansiada salida de Jorge Sampaoli del Sevilla, el entrenador de Casilda arribó a Ezeiza para firmar un contrato de 5 años y alimentar el sueño de volver a colocar a la Argentina en el primer plano internacional.

“Estoy cumpliendo el sueño que anhelaba desde hace mucho tiempo. Este lugar me genera mucha pasión, porque detrás de cada proyecto que presentaba a lo largo de los distintos equipos estaba la ilusión de algún día estar en la Selección”, dijo el flamante director técnico en una desbordada conferencia de prensa.

En su carta de presentación dio muestras de sinceridad y honestidad. “Se especuló mucho más de lo que pasó. Estoy agradecido al presidente porque esperó mis tiempos para que pueda tener una salida prolija del Sevilla”, reconoció el DT, sin ocultar que en su cabeza ya están sus próximos compromisos frente a Brasil y Singapur: “Lo primero que pensamos fue en armar un equipo que se represente con la historia. Hay 100 jugadores que están en observación y podrían participar de este proceso. Por ahora no tuvimos ninguna baja, sino que fueron todas altas”.