Comienza una nueva era en el fútbol grande de la Argentina. A tono con las principales ligas del mundo, la Superliga será una realidad a partir de agosto. Y aunque aparentemente no se vislumbran grandes cambios en la estructura del torneo, sí se concretarán importantes avances, sobre todo, en materia de sponsors y generación de marketing.

Mariano Elizondo, flamante presidente y CEO del torneo que tendrá a cargo la Primera División, dialogó con Infobae y contó cuáles son los objetivos propuestos de cara al paso histórico que está a punto de concretar el fútbol argentino.

“El fútbol va a seguir siendo el mismo, pero muchas cosas alrededor van a modificarse. Esto no es un invento argentino. Es similar a lo que ocurre en Inglaterra, Italia, España o Alemania. Vamos a trabajar con equipos profesionales dedicados ciento por ciento a generar recursos -por un lado- y a controlar los gastos -por el otro-, para que de esta manera se pueda lograr un fútbol cada vez más competitivo. Lo haremos con orden, trabajo profesional y transparencia para el beneficio de toda la gente que le gusta el fútbol”. Así se presenta el máximo dirigente de la Primera División.

Mariano Elizondo es Contador Público recibido de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Tiene en su haber avanzados estudios en Administración de Empresas y posgrados en el extranjero (Londres y Boston, USA). También es profesor en la Universidad Argentina de la Empresa, donde dicta la cátedra de Dirección General y formulación e Implementación de Estrategias.

Sin embargo, fue en 2003 cuando este hombre de 44 años, casado y con tres hijos desembarcó en Ideas del Sur, empresa donde forjó una gran relación con Marcelo Tinelli, la misma que le terminó brindando esta oportunidad de liderar los destinos del fútbol argentino.

Luego de estar al frente de la gerencia general de Ideas del Sur durante once años, fue designado CEO cuando el Grupo Indalo adquiere la compañía. Y como él lo reconoce, la relación que formó con Tinelli influyó y fue clave para concretar su llegada a la presidencia de la Superliga.

Con Tapia tenemos objetivos en común. La idea es llevar al fútbol a un lugar diferente y mejor del que tenemos hoy
Tras varios años trabajando junto a Marcelo, fue el mismo empresario televisivo y dirigente de San Lorenzo quien lo acercó al fútbol cuando su intención era ser candidato a presidente de la Superliga. “Me había dicho: si algún día soy presidente, me encantaría que me acompañes como CEO de la Superliga”, señala.

Lo acompañó a varias reuniones, entre ellas las que tenían que ver con los derechos audiovisuales, donde finalmente la ganadora entre tres alternativas fue la oferta de Fox y Turner. Esto le permitió acercarse a los dirigentes, mostrarse y generar empatía con los que luego, al bajarse de la candidatura Tinelli, le ofrecieron tomar el cargo de presidente y CEO de la Superliga.

“Agradezco la responsabilidad que me dieron los dirigentes. Nos presentamos con una lista única (Jorge Brito de River será vicepresidente primero; Matías Lammens de San Lorenzo, vicepresidente segundo; Carlos Montaña de Independiente, secretario, y Carlos Ahumada de Boca, tesorero, entre otros), integrada por los que conformamos la mesa directiva. A mí me toca poner la cara, ser el presidente, pero somos un equipo de trabajo”, destaca Elizondo, quien en los próximos días mantendrá una reunión con Claudio Tapia, presidente de la AFA.

A raíz de la charla informal que ya tuvo con “Chiqui”, Mariano Elizondo se entusiasma por las coincidencias con el presidente de la Asociación. “Tenemos objetivos en común, con lo cual no creo que se presenten dificultades hacia adelante. La idea es llevar al fútbol a un lugar diferente y mejor del que tenemos hoy. Encontramos un montón de puntos y creo que lo mejor que le puede pasar a la Argentina es que esto suceda”.

La AFA y la Superliga irán de la mano. Hay un principio de acuerdo para el armado de un convenio que le permita al ente que rige el fútbol argentino suministrar algunos servicios que actualmente controla, como lo son el Tribunal de Disciplina, el Colegio de Árbitros, las divisiones inferiores, etc.

La Superliga arma los presupuestos de los clubes y lleva un control trimestral. Habrá premios y castigos
Como se mencionó antes, ya sin el programa del Fútbol Para Todos, debido a que los derechos audiovisuales los tienen Fox y Turner, la Superliga irá en la búsqueda de un sponsor principal, que se empezará a conocer a fines de junio cuando se abra la licitación.

“Vamos a intentar trabajar sobre el control presupuestario y financiero de todos los clubes”, detalla Elizondo, quien hace especial hincapié sobre este punto clave. Porque a partir de ahora, los clubes tendrán un seguimiento bien marcado en materia económica y de deudas. Y como lo describe el Estatuto, se aplicará el tan mencionado a nivel mundial fair play financiero.

Vamos a tratar de conseguir sponsor principal para asociar una marca determinada con el negocio del fútbol en la Argentina
“¿De qué se trata? Es una comisión de control económico y financiero. La Superliga arma los presupuestos de los clubes en materia deportiva y lleva un control trimestral de seguimiento de ese presupuesto. Probablemente se encuentren diferencias, como pasa en toda empresa, entonces se intentará corregirlas a tiempo. Habrá premios y castigos, pero con un tiempo prolongado para poder corregir los errores”. Advertencias, multas, quita de puntos y en última instancia desafiliación con pérdida de categoría, son algunos de los puntos a los cuales se refiere Elizondo.

El nuevo presidente de la Superliga tendrá un gran desafío por delante. Al hablar muestra que hay pasión detrás de lo que hace y trata de dejarlo en claro con un mensaje hacia el público, que es en definitiva al que va dirigido el producto: “A la gente le digo que vamos a ser un equipo muy profesional, muy transparente y honesto. Que me toca estar a mí en este lugar, pero que no soy la única persona que ha estado trabajando. Tenemos una mesa directiva de la Superliga conformada por todos profesionales, con el mismo sentido y objetivo que el mío”.

Trabajaremos con negocios que no tengan que ver con los 90 minutos que dura un partido, sino con los 365 días del año en los que hablamos de fútbol
El nuevo torneo comenzará el 20 de agosto de 2017, tendrá una pausa el 11 de diciembre, para reanudarse el 28 de enero, y culminará a mediados de mayo de 2018, días antes del inicio del Mundial de Rusia (FIFA exige a las Federaciones que los torneos finalicen dos días antes del inicio de la Copa del Mundo). El campeonato, que contará con 28 equipos, se disputará a una rueda y sólo con partidos de ida. Para alcanzar las 28 jornadas habrá una extra de clásicos y, debido al apretado calendario, algunas fechas se jugarán durante la semana. Habrá cuatro descensos y dos ascensos de aquí en más, hasta llegar al número final de 22 equipos.

“Soy futbolero como muchos de los argentinos. Soy de Mercedes, provincia de Buenos Aires, y de chiquito me ha tocado jugar desde el baby fútbol hasta la Primera División de la Liga Mercedina en los torneos regionales. Después me vine a estudiar a Buenos Aires, pero siempre me gustó el fútbol como consumidor del espectáculo deportivo o como jugador frustrado de los sábados o domingos con los amigos (sonríe). Por eso mantengo las dos pasiones: el trabajo profesional y el trabajar en equipo para poder hacer las cosas bien en esto que me da placer. Esa será la búsqueda junto con el equipo en estos próximos cuatro años como presidente de la Superliga”, finaliza.